Definición de fuerza magnética

Fuerza es una palabra derivada del vocablo latino fortĭa que refiere a la robustez y el vigor para provocar movimiento en un objeto o en un ser que tenga peso o que provoque algún grado de resistencia; el vigor para soportar un empuje o un peso; el estado más poderoso de algo; la acción que puede modificar el estado de reposo o de movimiento de un cuerpo; la condición natural de las cosas; o el acto de obligar a un sujeto a que realice una determinada acción.

Fuerza magnética

En el caso del término magnético, tenemos que exponer que el origen etimológico del mismo se encuentra en el griego y más concretamente en el vocablo magnetikos que puede definirse como “relativo al imán”. Y es que el mismo está compuesto a partir de la suma de la palabra magnes, que es sinónimo de “imán”, y del sufijo –ico que equivale a “relativo a”.

Magnético, por su parte, es aquello que pertenece o que guarda relación con el magnetismo o que posee las propiedades de un imán. El magnetismo es la fuerza de atracción que un imán ejerce sobre el hierro o el acero, mientras que un imán es un mineral que reúne dos óxidos de hierro y que posee estas capacidades magnéticas.

La definición de fuerza magnética refiere, por lo tanto, a la dimensión de las fuerzas electromagnéticas relacionada a cómo se distribuyen las cargas que se mantienen en movimiento. Estas fuerzas surgen cuando se mueven partículas cargadas, tal como ocurre con los electrones. En el caso de los imanes, el movimiento produce líneas de campo magnético que salen y vuelven a entrar al cuerpo, generando el magnetismo.

La fuerza magnética se dirige de un polo hacia otro. Cada polo es un punto donde convergen las líneas de la fuerza magnética. Por lo tanto, cuando dos imanes se acercan, esta fuerza genera una atracción entre ambos siempre que los polos sean opuestos. En cambio, si los polos tienen la misma polaridad, la fuerza del magnetismo hará que estos imanes se rechacen entre sí.

Así, sintetizando y dejando patente lo expuesto, a la hora de hablar de fuerza magnética tenemos que dejar claro que existen dos tipos claramente diferenciados. Así, en primer lugar, está lo que se conoce como fuerza magnética sobre un conductor y en segundo lugar nos encontramos con la fuerza magnética entre imanes.

En el primer tipo citado asimismo nos topamos con la existencia de dos variantes dentro de la misma y esta diferenciación se basa en la forma rectilínea o no del conductor, que es aquel alambre o hilo por el que circula la corriente eléctrica.

Un ejemplo de fuerza magnética se halla en la brújula, cuya aguja imantada siempre señala el norte magnético.

Todo lo expuesto además nos lleva a dejar patente la existencia de diversos trabajos, conceptos y estudios como la conocida Ley de la Fuerza de Lorentz. Esta viene a definirse como aquella fuerza que es ejercida por un campo electromagnético que a su vez recibe una corriente de tipo eléctrico o una partícula cargada.

Una fuerza la citada que tiene diversas variantes tales como la clásica o las alternativas, dentro de las cuales a su vez nos encontramos con la llamada fuerza tensorial y con la integral.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de fuerza magnética (http://definicion.de/fuerza-magnetica/)