Definición de glaucoma

Glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por un aumento de la presión intraocular, atrofia de la papila óptica, dureza del globo del ojo y ceguera. El término deriva del latín glaucoma que, a su vez, proviene de un vocablo griego que significa “verde claro”. Esta referencia está relacionada con la coloración que adquiere la pupila por esta afección.

Glaucoma

Esta neuropatía degenerativa de las fibras del nervio óptico puede ser aguda o crónica. Cabe mencionar que el nervio óptico es el encargado de llevar la información visual desde el ojo hasta el cerebro y que, de acuerdo a la gravedad del glaucoma, puede notarse por una disminución en la visión o algún otro inconveniente en la vista. Es imprescindible que dicho trastorno sea tratado con cierta urgencia para evitar los daños irreversibles del nervio, como la pérdida parcial o total de la visión.

El glaucoma está asociado a la presión intraocular alta. De todas maneras, es importante destacar que los niveles bajos o altos dependen de cada persona. Un sujeto con presión intraocular alta puede no desarrollar glaucoma, mientras que otra persona, con esa misma presión, sí puede sufrir este trastorno.

Según lo demuestran las estadísticas, esta enfermedad es la segunda causa más común de ceguera en Estados Unidos.

Tipos de glaucoma

Los especialistas distinguen entre diversos tipos de glaucoma; aquí presentamos los más comunes.

El glaucoma de ángulo abierto se caracteriza por no presentar síntomas y está causado por una obstrucción del humor acuoso, un líquido claro que fluye por el ojo desde la parte frontal para aportar nutrientes y oxígeno a la córnea. Dicho líquido es producido en la parte posterior del ojo y se distribuye a través de diminutos canales hacia la parte frontal conocida como ángulo. En este tipo de glaucoma existen acumulaciones dentro de esos canales que impiden el fluido de este líquido y provocan como consecuencia un aumento en la presión intraocular. Es una enfermedad crónica y generalmente hereditaria.

El glaucoma de ángulo cerrado o agudo, es aquel que se produce por el súbito aumento de la presión intraocular. Este tipo de glaucoma produce malestar, visión borrosa y puede causar ceguera irreversible en un periodo de tiempo muy breve. Además viene acompañado de un intenso dolor en este órgano. Se trata de una situación de emergencia en la que es indispensable acudir con un especialista; cabe mencionar que aquellas personas que han sufrido este tipo de glaucoma en uno de los ojos deben realizar tratamientos preventivos a fin de que no les ocurra lo mismo en el otro. Muchas veces este problema se produce por un uso exagerado de las gotas que ayudan a la dilatación y determinados medicamentos.

Los especialistas afirman que la mitad de las personas que tienen glaucoma no están enteradas. Aquellos con familiares que sufrieron glaucoma son los más propensos a desarrollar el trastorno.

GlaucomaEl glaucoma congénito es una enfermedad que se transmite de padres a hijos y que puede ser detectado cuando la criatura es todavía bebé al observar un desarrollo anormal en el órgano ocular.

El glaucoma secundario es uno de los menos graves y sus causas pueden ser el abuso de fármacos semejantes a los corticosteroides, determinadas enfermedades sistémicas o traumatismos.

Para poder detectar este trastorno es imprescindible realizar una serie de pruebas y exámenes que consisten en aplicar unas gotas sobre los ojos para ensanchar la pupila y observar detenidamente el interior del ojo para notar malformaciones u otros efectos causados por el glaucoma.

Además existe un examen que se conoce como tonometría que sirve para conocer la presión del ojo; de todas formas esta prueba no es del todo exacta pues la presión ocular puede cambiar constantemente y en algunas personas con glaucoma dicha presión es normal. Por tanto, para saber con exactitud si se trata de un trastorno de este tipo es indispensable que se realicen toda serie de pruebas y escaneos que permitan descartar cualquier otra enfermedad.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de glaucoma (http://definicion.de/glaucoma/)