Definición de herejía

Una herejía es una opinión o un conjunto de ideas que se oponen a las creencias consideradas irrevocables en un contexto social. Generalmente el ideal hegemónico responde a un arquetipo religioso y se basa en la imposición de una doctrina o dogma de fe, que debe ser respetado a raja tabla por todos los individuos que formen parte de la sociedad. Por ejemplo: “Sostener que María no era virgen es una herejía inaceptable”, “El adopcionismo es una herejía que sostiene que Cristo es un ser humano que adquirió divinidad cuando fue adoptado por Dios”.

Herejía

El surgimiento de una herejía se da por una disidencia en la forma en la que dos o más grupos entienden la verdad de la existencia.

La iglesia católica es una de las instituciones que ha defendido más a raja tabla sus dogmas. En su afán de tener el poder absoluto, ha condenado a todas aquellas personas que se opusieran a su verdad. Por eso, a lo largo de la historia se han cometido muchísimas persecuciones y asesinatos a aquellos individuos que manifestaran una línea de pensamiento que se enfrentara a lo establecido por la iglesia. Las condenas para ellos podían ir desde excomulgación hasta torturas de todo tipo y asesinatos.

Martín Lutero y Galileo Galilei son dos de los personajes históricos excomulgados y considerados herejes por la Iglesia Católica. En el caso de Galilei la acusación resultó más necia, ya que las teorías manifestadas por este pensador, contaban con un suculento sustento científico. Esto dejó en evidencia que la Iglesia no se oponía a aquello que consideraba falso, sino a todo lo que pone en riesgo la hegemonía de sus ideas.

Tipos de herejías

Dentro de la Iglesia, un hereje es alguien que, habiéndose bautizado y estando al corriente de las verdades de la fe, niega o pone en duda la palabra de Dios. Cabe mencionar que existe una lista detallada de las posibles formas de cometer una herejía, y aquel que las cumpla, debe prestar su declaración frente a la institución. Las más importantes acontecidas en la historia son:

Herejía* La de los abecedarianos. Quienes en el siglo XVI aseguraron que la forma de salvarse era no saber ni leer ni escribir. Se afirmaban en las ideas de Lutero, pero llevándolas a un extremo absolutista. Consideraban que ya no eran necesarias las sagradas escrituras, ya que la verdad podía percibirse únicamente a través del espirítu, con una vida de reflexión.

* El adopcionismo, es otro tipo de herejía. Esta doctrina reconoce a Jesús como un ser humano que fue elevado a la categoría divina por designio de Dios a través de la adopción. Dentro de esta clasificación se incluye el rito judío, en el que se niega la virginidad de María y la existencia de Jesús como hijo de Dios real. Uno de los adopcionistas más conocidos fue Teódoto el Curtidor, quien vivió en Roma alrededor del año 190.

Es importante señalar que la única forma de no ser hereje (si se está bautizado) es firmando el documento de la Apostasía, a través del cual un católico renuncia a su fe frente a la institución y queda libre de toda obligación respecto a las doctrinas de la Iglesia.

En el habla coloquial, el concepto ha adquirido otros significados. Algunos de ellos son:

* La sentencia errónea contra los principios de una ciencia o de un arte. Ejemplo: “Muchos escritores piensan que García Márquez cometió una herejía al pedir la abolición de las reglas ortográficas”.

* La acción desacertada. Ejemplo: “Tirar comida a la basura en un mundo con millones de hambrientos es una herejía”.

* Las palabras injuriosas o el daño causado injustamente. Ejemplo: “Golpear a un niño tan pequeño es una verdadera herejía”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de herejía (http://definicion.de/herejia/)