Definición de imagen publicitaria

Antes de entrar de lleno en lo que sería la definición del término que nos ocupa es fundamental que conozcamos el origen etimológico de las palabras que lo conforman, que curiosamente ambas proceden del latín:
• Imagen, emana de “imago”, que puede traducirse como “retrato”.
• Publicitaria, es fruto de la derivación del verbo “publicare”. Este significa “hacer algo público”.

Imagen publicitaria

Una imagen es la representación, apariencia, semejanza o figura de algo. El concepto también puede referirse a la representación visual de un objeto a través de la fotografía, la pintura, el video u otra disciplina.

Publicitario, por su parte, es un adjetivo que señala aquello perteneciente o relativo a la publicidad que se desarrolla con fines comerciales. Cabe destacar que la publicidad de este tipo consiste en la difusión de anuncios para atraer a posibles compradores, usuarios, clientes, etc.

Se conoce como imagen publicitaria, por lo tanto, a la figura o representación que una empresa emplea con la intención de llamar la atención de potenciales compradores o clientes. Las compañías esperan que la imagen publicitaria logre desencadenar diversos mecanismos (interés por los productos, fidelización) que deriven en un incremento de las ventas.

Por ejemplo: “Kobe Bryant ha sido contratado como la nueva imagen publicitaria de una famosa bebida sin alcohol”, “La imagen publicitaria del festival de rock causó una gran polémica”, “El gerente cree que debemos pensar en una imagen publicitaria diferente para llegar a los más jóvenes”.

Poder llamar la atención de los ciudadanos, para que así se conviertan en potenciales clientes de una empresa en cuestión adquiriendo un producto o contratando un servicio, es lo que se persigue con cualquier imagen publicitaria. Por eso motivo, y porque ayuda a fortalecer la marca de una entidad, se hace necesario que cualquier imagen de ese tipo cuente con las siguientes señas de identidad:
• Tiene que ser atractiva, que atraiga la mirada de quien está alrededor de ella.
• Es fundamental que posea una gran calidad. De esta manera, no sólo se apreciará mejor sino que además transmitirá la idea de que la empresa es profesional.
• Debe adecuarse a la perfección al lenguaje de los medios publicitarios donde se va a utilizar.
• Es imprescindible que sea fácilmente reconocible e identificativa.
• Debe ser comprensible.
• Es importante que cuente con los colores más apropiados.
• No menos vital es que se adecúe perfectamente al público al que va dirigido.
• Debe ser capaz de sorprender, dejando atrás tópicos y elementos tradicionales que no aporten nada nuevo.
• El mensaje que incluya debe breve, conciso y directo. De esta manera, es como calará rápidamente entre la ciudadanía.

La imagen publicitaria puede ser una celebridad, un personaje o algún tipo de logotipo. En el caso de las personas famosas, se intenta aprovechar la imagen pública y la popularidad de la celebridad en cuestión para atraer a los consumidores. Los personajes y los logotipos, en cambio, suelen ser diseñados específicamente para movilizar ciertas emociones en la gente que resulten positivas para la empresa y para sus ventas (como el tigre que utiliza una marca de cereales o el incansable conejo de las pilas).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de imagen publicitaria (http://definicion.de/imagen-publicitaria/)