Definición de lapso

Lapso es un término que procede del latín lapsus (“deslizamiento”, “caída”). El concepto se utiliza para nombrar al transcurso, paso o periodo de tiempo entre dos límites. La noción también se usa en referencia a la caída de alguien en un error o en una culpa.

Lapso

Por ejemplo: “El personaje principal de la serie estuvo congelado durante un lapso de tiempo y despertó en el futuro”, “Esos no fueron años felices para mi: durante ese lapso, estuve internado dos veces por problemas de salud”, “Pido disculpas a quienes haya afectado con mi lapso”.

El hecho de que lapso venga a significar también “error”, hace que muchas veces aquel término se confunda con otro aparentemente muy parecido: lapsus. El fallo al utilizar una palabra u otra de manera indistinta es fruto de esa similitud, de que comparten el mismo origen etimológico.

Lapsus tiene que emplearse para referirse a lo que son equivocaciones cometidas por un descuido. Un claro ejemplo de ello sería la siguiente frase: “El presentador del concurso tuvo un lapsus y descifró al participante la respuesta a la pregunta que se le había efectuado”.

Teniendo claro todo ello, los expertos en gramática y lingüística coinciden en subrayar que, para evitar confusiones, lapso sólo debe emplearse para referirse a lo que serían espacios de tiempo.

Todo tipo de periodo temporal, por lo tanto, puede considerarse como un lapso. Esto quiere decir que un día es el lapso que demora la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol o que un año es un lapso de 365 días.

Dentro del ámbito del Derecho, tenemos que exponer que también se utiliza frecuentemente la palabra que nos ocupa. En concreto, se emplea para conformar lo que se conoce como lapso probatorio. Este es el término que se usa para referirse al espacio de tiempo que se establece para que se lleve a cabo la adquisición y presentación de pruebas durante el desarrollo de un juicio concreto.

De la misma manera, también se utiliza sólo el vocablo lapso dentro del ámbito legal para mencionar al tiempo que existe entre dos límites establecidos y durante el cual se puede proceder a dar respuesta a una acción procesal determinada. Por regla general, aquel será establecido por ley aunque, en algunos casos y cuando ella misma lo autorice, será el juez el encargado de determinarlos.

Es posible entender al lapso como un periodo indefinido de tiempo. Su esencia refiere a estar ubicado entre dos límites, no a una cantidad específica de horas o días. Una promesa, en ese sentido, es una especie de contrato simbólico que crea una obligación dentro de un cierto lapso o hasta el cumplimiento de una condición. Si un hombre le promete a su mujer que, antes de fin año, la llevará de viaje a la playa, la promesa será el lapso de tiempo que quede hasta que se llegue a dicha fecha o se cumpla lo prometido.

Un lapso también puede estar fijado por ley. La veda electoral es el lapso en el que están vigentes ciertas prohibiciones legales respecto a la propaganda política.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de lapso (http://definicion.de/lapso/)