Definición de mérito

Mérito, del latín merĭtum, es la acción que convierte a una persona en digna de un premio o de un castigo. El mérito es aquello que justifica un reconocimiento o un logro o que explica un fracaso.

Mérito

Por ejemplo: “El delantero cordobés ha hecho mérito suficiente para ser tenido en cuenta por el entrenador de la selección”, “Comprar un coche de lujo antes que una casa no me parece un mérito”, “Si quieres llegar a la gerencia, tienes que tener méritos que justifiquen tu ascenso”, “Te felicito, te ganaste la confianza de tus compañeros por mérito propio”.

Entre los galardones existentes, tendríamos que destacar que dentro de las universidades de España se encuentra lo que se da en llamar Mención hacia la Excelencia. Se trata de reconocimiento especial que se otorga bien a determinados profesionales de esa área o bien a programas e iniciativas que, por sus propuestas innovadoras o sus resultados, merecen ser alabados.

Puede entenderse como mérito al resultado de las buenas acciones de una persona. El mérito, en este sentido, convierte al sujeto en digno de aprecio. El talento, el esfuerzo, el éxito profesional y la solidaridad son algunas cuestiones meritorias.

En cambio, triunfar por el favor de otras personas, la trampa, el engaño y el egoísmo no se consideran como aspectos de mérito, aún cuando el sujeto logre cumplir con sus objetivos o trascender gracias a estos recursos.

Dentro del ámbito de las redes sociales, también es habitual recurrir al uso del término mención. En su caso se emplea para dejar patente que un usuario de aquellas ha citado o nombrado a otro dentro de los mensajes que ha escrito dentro de su perfil.

El mérito también es aquello que confiere valor a las acciones o a las cosas. Completar una carrera universitaria y alcanzar un título profesional siempre es algo meritorio, pero si la persona que lo consigue además trabaja y mantiene una familia, el logro tiene aún más mérito.

En un sentido similar, un equipo de fútbol que se consagra campeón de un torneo tiene un gran mérito, aunque lo meritorio será más destacado si dicho conjunto tiene uno de los presupuestos más bajos del campeonato.

Es importante establecer además que existen distintas expresiones o locuciones que utilizamos dentro de nuestro lenguaje habitual y que apuestan por incorporar la palabra que nos ocupa. Este sería el caso de hacer mérito, que es una locución de tipo verbal que se emplea para dejar patente que se ha hecho mención a algo o alguien.

De la misma forma, también está la locución adverbial “hacer méritos”. En su caso, se suele usar para dejar constancia de que alguien está trabajando o llevando a cabo determinadas acciones con el claro propósito de poder conseguir el objetivo que se ha marcado.

Ejemplos de esta acepción serían las siguientes frases: “El estudiante se forzaba cada día más, estaba haciendo méritos para conseguir convertirse en el favorito del profesor” o “Juan obsequiaba todos los días a María con algún presente pues consideraba que hacer méritos era una manera de ganarse su corazón”.

  • Compartir