Definición de oración afirmativa

Oración es un término que, etimológicamente hablando, deriva del latín. En concreto, emana de la palabra “oratio”, que es sinónimo de “discurso” y que proviene del verbo “orare” (hablar de manera solemne o religiosa).

Oración afirmativa

Las oraciones son aquellos conjuntos de términos, o incluso palabras aisladas en algunos casos, que componen una unidad de sentido y que cuentan con autonomía desde el punto de vista sintáctico.

Existe una amplia variedad de tipos de oraciones. Entre ellos se encuentran las oraciones afirmativas, que son aquellas que declaran o enuncian algo con carácter verdadero. Por ejemplo: “Mi pantalón es azul”, “El perro de Luciana es muy grande”, “El partido comenzará a las 21 horas”.

En todos los casos mencionados, como puede apreciarse, se está afirmando un enunciado: el pantalón mencionado exhibe un color azul, la mascota de Luciana es de gran tamaño y el encuentro deportivo se iniciará a las nueve de la noche. Si se pretendiera refutar dichos enunciados, habría que incluir un elemento de negación y la oración pasaría a considerarse como negativa: “Mi pantalón no es azul”, “El perro de Luciana no es muy grande”, “El partido no comenzará a las 21 horas”.

Las oraciones afirmativas, por lo tanto, son empleadas para enunciar algo como una verdad. Por supuesto, no quiere decir que lo mencionado sea realmente verdadero (alguien puede expresar “Mi pantalón es azul” cuando, en realidad, la prenda es verde), sino que se le otorga un carácter de verdad a través de lo gramatical.

Tenemos que decir que, a su vez, las oraciones afirmativas se pueden clasificar en dos grupos claramente delimitados:
• Oraciones positivas. Como su mismo nombre indica son aquellas que lo que hacen es informar de algo mediante la afirmación de un hecho objetivo. Un claro ejemplo de esto sería el siguiente: “En Andalucía suben mucho las temperaturas en verano”.
• Oraciones negativas. Por el contrario, estas frases son aquellas que se encargan de dar cuenta de algo mediante la negación de un hecho concreto. Un ejemplo de estas para poder entenderlas correctamente puede ser el siguiente: “El queso no se obtiene del aceite de oliva”.

Si el hablante no está en condiciones de concretar la afirmación y, por lo tanto, duda, se pronunciará a través de oraciones dubitativas: “El partido comenzaría a las 21 horas” (el verbo aparece en potencial, lo que deja abierta la chance de que no se concrete).

Además de todo lo expuesto, podríamos decir que, en muchas ocasiones, a las oraciones afirmativas se las conoce como oraciones enunciativas. Y es que, de manera fundamental, lo que hacen es enunciar algo. Es decir, otorgan información veraz y clara sobre algún hecho en concreto.

Es interesante subrayar que en cualquier idioma, son las oraciones que más se utilizan en el día a día para comunicarse, ya sea de manera escrita o a través de la palabra oral. Asimismo, hay que decir que, por regla general, se forman haciendo uso de formas verbales en tiempo presente. No obstante, también se pueden plantear en futuro o incluso en lo que es pasado simple.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de oración afirmativa (http://definicion.de/oracion-afirmativa/)