Definición de órbita

Órbita es la trayectoria que recorre un cuerpo en el espacio a causa de la acción gravitatoria que ejercen los astros. El científico alemán Johannes Kepler (15711630) fue quien analizó, por primera vez, las órbitas a partir de cálculos matemáticos. Kepler postuló que las órbitas de los planetas del Sistema Solar son elípticas y destacó que el sol no es el centro de estas órbitas, sino uno de sus focos.

Órbita

Kepler también afirmó que la velocidad orbital de un planeta no es constante ya que depende de la distancia respecto al sol y encontró una relación universal entre las propiedades de las órbitas de todos los planetas que giran alrededor del sol.

El inglés Isaac Newton (16431727) realizó otros aportes muy importantes para comprender el funcionamiento de las órbitas. Su ley de gravitación universal y sus leyes del movimiento señalan que la suma de las fuerzas es igual a la masa multiplicada por su aceleración, mientras que la gravedad es proporcional a la masa e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia.

En este caso, hay que establecer que a la hora de poder estudiar y analizar una órbita hay que tener en cuenta una serie de elementos que son fundamentales en ella. Nos estamos refiriendo, por tanto, a cuestiones tales como la excentricidad, la inclinación, el argumento del perihelio, la anomalía media, el semieje menor, la longitud del nodo ascendente o la anomalía verdadera.

Existe una gran variedad de órbitas en base a los distintos criterios que se utilicen para poder clasificarlas. Así, por ejemplo, si utilizamos como punto de partida lo que sería el cuerpo central nos encontraríamos con cuatro tipos fundamentales de órbitas: lunares, terrestres, solares y marcianas.

Sin embargo, si el criterio a emplear es el conjunto de características, tendríamos que hablar de lo que son órbitas elípticas, inclinadas, circulares, cementerio, eclítpicas, síncrona, semisíncrona…

Para la física, una órbita es la trayectoria que recorre una partícula sometida a campos electromagnéticos en los aceleradores de partículas y la trayectoria que recorre un electrón alrededor del núcleo de un átomo.

En el ámbito de la anatomía, las órbitas son las cavidades que se encuentran a ambos lados de la cara para alojar los globos oculares. Suele tener una profundidad de entre 42 y 50 milímetros, con una anchura de 40 milímetros en la base y una altura de 35 milímetros.

Además de todo lo expuesto no podemos pasar por alto la existencia de un amplio número de locuciones verbales que utilizamos en nuestro día a día y que hacen uso del término órbita que ahora estamos analizando. Este sería el caso de la expresión “estar en órbita”. Con ella se viene a expresar que una persona está implicada en un asunto concreto o está informada de manera conveniente sobre él.

Por otra parte, tenemos la locución verbal “poner en órbita” que tiene dos acepciones. En primer lugar, significa que una persona se encuentra viviendo una etapa de popularidad y en segundo lugar, que se ha lanzado al espacio a un satélite determinado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de órbita (http://definicion.de/orbita/)