Definición de pericia

La pericia (del latín peritĭa) es la habilidad, sabiduría y experiencia en una determinada materia. Como decimos, este término procede del latín y más concretamente de un vocablo que se encuentra conformado por dos partes claramente identificadas: la palabra periens, que puede traducirse como “probado”, y el sufijo –ia, que es indicativo de cualidad.

Pericia

Quien cuenta con pericia recibe el nombre de perito: se trata de un especialista que suele ser consultado para la resolución de conflictos.

Una pericia puede ser un estudio que desarrolla un perito sobre un asunto encomendado por un juez, un tribunal u otra autoridad, que incluye la presentación de un informe (el informe pericial o dictamen pericial). Este informe puede convertirse en una prueba pericial y contribuir al dictado de una sentencia.

El informe pericial siempre incluye una descripción detallada del objeto, la persona o la situación en estudio, la relación de todas las operaciones practicadas durante la pericia con su resultado, la enumeración de los medios científicos y técnicos que se utilizaron para emitir el informe y las conclusiones.

Por ejemplo: “El juez está esperando el resultados de las pericias para pedir la detención del sospechoso”, “Ramírez quedó en libertad ya que la pericia demostró que nunca disparó el arma”, “Debido a la falta de preservación de la escena del crimen, el juez consideró que las pericias no arrojarán un resultado contundente”, “La pericia confirma que el coche iba a más de 150 kilómetros por hora”.

Asimismo, tampoco hay que pasar por alto la existencia de lo que se conoce como pericia caligráfica y grafológica. Como su propio nombre indica, es una especialidad dentro de la rama de la Grafología que consiste en estudiar y analizar la autenticidad o la falsedad de cualquier documento. Para ello recurre a los grafismos que son identificativos de la persona que supuestamente se considera autora de ese papel.

Contratos, cartas, recibos, testamentos o letras de cambios son algunos de esos documentos que se convierten en objeto de esta especialidad caligráfica que se encarga de estudiar y comprobar a fondo elementos tales como firmas, letras y el trazo de las cifras.

Dentro de los citados informes periciales se suelen incluir los resultados obtenidos mediante aquella especialidad o técnica. En concreto, en dichos documentos aparecerán las conclusiones a las que se han llegado en materia de falsificaciones, de contrapericiales, de alteraciones con un claro objetivo fraudulento, las variaciones de la escritura por motivos naturales o emocionales alteradas…

Todos estos elementos y resultados servirán notablemente dentro de un juicio. Y es que pasarán a ser un instrumento fundamental no sólo a la hora de poder clarificar los hechos que se abordan en el proceso sino también en lo que se refiere a la culpabilidad o inocencia del acusado.

Por último, hay que subrayar que en un juicio, pueden actuar los peritos de parte (propuesto por algún involucrado en el litigio) y los peritos judiciales (nombrados por el juez). Los informes de las pericias son presentados bajo juramento y en base a las evidencias recogidas por el perito (quien no puede realizar suposiciones o brindar opiniones).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de pericia (http://definicion.de/pericia/)