Definición de polietileno

Los polímeros son compuestos formados por la unión de monómeros. De acuerdo a su origen o a otras características, es posible hablar de polímeros sintéticos, polímeros naturales y otros tipos.

Polietileno

Entre los polímeros sintéticos, se encuentra el polietileno, que se obtiene mediante la polimerización de eteno (un compuesto también conocido como etileno). El polietileno se usa para la producción de una gran cantidad de productos, como caños, recipientes, bolsas, cables y otros.

En el griego es donde se encuentra el origen etimológico del término polietileno, que literalmente significa “polímero a base de etileno”. Hay que subrayar que es fruto de la suma de cuatro componentes de dicha lengua:
-El prefijo “poli-”, que es equivalente a “muchos”.
-El sustantivo “aether”, que es sinónimo de “aire”.
-El nombre “hyle”, que puede traducirse como “madera”.
-El sufijo “-ano”, que indica “procedencia”.

Es importante destacar que, de acuerdo a la clase de polimerización que se desarrolle, es posible obtener distintos tipos de polietileno. En cualquier caso, el polietileno será un plástico inerte desde el punto de vista químico.

Fundamentalmente podemos decir que existen dos grandes tipos de polietileno: el de alta densidad y el de baja densidad. El primero se caracteriza por ser termoplástico, recibe el nombre de HDPE y básicamente se emplea para llevar a cabo la creación de envases plásticos desechables. Entre sus principales señas de identidad se encuentran las siguientes:
-Es sólido e incoloro.
-Es muy resistente a los golpes y a distintas situaciones químicas y térmicas.
-También cuenta con una gran ligereza.
-Tiene una gran rigidez.
-Es muy flexible al mismo tiempo.

Por otro lado, nos encontramos con el llamado polietileno de baja densidad, que es aquel que también se da en llamar LDPE y que tiene la particularidad de que se puede reciclar. Además de todo lo expuesto, hay que reseñar estas otras señas de identidad:
-Puede llegar a ser de color transparente.
-Es muy flexible.
-Es muy resistente a los impactos.
-Se puede procesar de manera sencilla.
-Se usa para darle forma a un sinfín de objetos, tales como juguetes, botellas, enseres de menaje como cubiertos o vasos, tuberías…

En el proceso de producción de polietileno, se pueden añadir diversas sustancias para que el producto final tenga ciertas propiedades. Uno de los cambios básicos consiste en cambiar el color del polietileno que, en su primer estado, es translúcido. Por otra parte, el polietileno puede convertirse en una sustancia antibacterial, antioxidante o ignífuga a partir de diversos aditivos.

Las bolsas de polietileno suelen constituir un problema ecológico ya que, como no son biodegradables, contaminan el planeta durante muchísimos años si no son arrojadas a un lugar preparado para su recepción.

Se conoce como polietileno renovable o biopolietileno, en cambio, a aquel que surge a partir de remolacha, trigo o caño de azúcar, entre otras materias naturales. Debido a estos materiales, se trata de un producto que puede reciclarse.

El polietileno reticulado, por su parte, es un tipo de polietileno cuya composición química incluye una reacción denominada reticulación. Este polietileno suele usarse en la construcción de tuberías o para aislar cables de electricidad.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de polietileno (http://definicion.de/polietileno/)