Definición de preparación

El término preparación tiene su antecedente etimológico en praeparatio, una palabra latina. El concepto se emplea para nombrar al proceso y al resultado de preparar (elaborar una cosa, disponer de algo para cumplir con un fin).

Preparación  © Silvia T. ColmeneroBarcelona  © Silvia T. Colmenero

Por ejemplo: “La preparación de esta torta es muy simple, sólo hay que batir tres ingredientes y llevar al horno por cuarenta minutos”, “Cuando termine con la preparación de los materiales, comenzaremos a levantar la pared de la nueva habitación”, “Apúrate con la preparación de la cena que ya están por venir los invitados”.

Preparar, en este sentido, equivale a producir, fabricar o desarrollar algo. Si una persona comenta que se dedicará a la preparación de los sándwiches que se comerán en una fiesta, estará indicando que se encargará de la creación de dicha comida.

La preparación también puede ser el conocimiento o la formación de un individuo respecto a algún asunto: “Necesitamos a alguien con una buena preparación en marketing para cubrir este puesto”, “Un gobierno no puede formarse con gente sin preparación”, “Creo que no tengo la preparación suficiente para resolver un problema matemático de esta magnitud”.

A menudo se confunde la preparación con la titulación, aunque este último concepto simplemente indica que el sujeto ha superado un curso, ya sea terciario o universitario, y ha recibido un documento que acredita sus estudios. La preparación es mucho más que el paso por una institución, ya que refleja el grado de compromiso y de entendimiento que la persona tiene y ha tenido con la materia, sus destrezas, sus conocimientos técnicos y su capacidad de aprovechar sus puntos fuertes para desempeñarse en un campo en particular.

PreparaciónPor diferentes razones, es normal que contar con un título terciario o universitario no garantice en ninguna medida tener las habilidades necesarias o los conocimientos que se imparten en la institución que lo otorga. Salvo ciertas excepciones, el abanico de rendimiento de los egresados de los centros educativos es muy amplio: desde un estudiante que no se esforzó y simplemente apuntó a aprobar con la mínima calificación aceptable hasta aquel que sacrificó horas de sueño y fines de semana en pos de alcanzar el nivel más alto posible, todos pueden convertirse en doctor, ingeniero o licenciado, por ejemplo.

En otro contexto, la preparación puede ser un entrenamiento, una práctica o un proceso de puesta a punto para llegar en óptimas condiciones a un acontecimiento: “En un partido de preparación para la Eurocopa, Bélgica derrotó a Islandia por tres a uno”, “El boxeador portugués perdió el título porque no llegó al combate con la preparación adecuada”, “Realicé una preparación de tres meses antes de participar en esta maratón”.

Como todo entrenamiento, la preparación para la práctica de un deporte o para la ejecución de un instrumento musical, por ejemplo, requiere de una serie de conocimientos específicos y técnicos que permitan mantener una línea coherente entre los diferentes ejercicios y rutinas. Además, la teoría da lugar al planeamiento, o sea que gracias a saber qué hacer y cómo lograrlo es posible trazar un plan de acción sólido y efectivo.

Cuando no existe la suficiente preparación, ya sea la base de conocimientos o el entrenamiento a nivel físico, sólo las personas más dotadas pueden obtener resultados satisfactorios. Sin embargo, el talento bruto no es suficiente y suele opacarse cuando no se pule: un cantante con impresionantes habilidades naturales pero sin técnica tiene más probabilidades de perder la voz que uno mediocre con conocimientos académicos. Cabe mencionar que algunos temen que la preparación interfiera con la inspiración, que obstruya la libertad creativa e impida alcanzar el máximo potencial.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de preparación (http://definicion.de/preparacion/)