Definición de préstamo bancario

Un préstamo es algo que se presta; es decir, algo que se entrega a un individuo bajo la condición de que éste debe devolverlo en el futuro. Si, por su naturaleza, no se puede devolver aquello que se recibió, se debe entregar algo equivalente. Cuando lo prestado es dinero, préstamo es sinónimo de crédito.

Préstamo bancario

Bancario, por su parte, es lo que está vinculado a un banco. Estas instituciones brindan diversos servicios financieros, como la compra y venta de divisas o el depósito de dinero.

Un préstamo bancario, por lo tanto, es el crédito que concede un banco. Por lo general, esta operación comienza cuando una persona acude a la entidad bancaria para solicitar dinero prestado. Al recibir el pedido, el banco analizará la capacidad de pago y aprobará la entrega de un cierto monto bajo determinadas condiciones. La ganancia del banco estará en que, al devolver el dinero, la persona tendrá que entregar un adicional en concepto de intereses.

Por ejemplo: si una persona pide un préstamo bancario de 20.000 pesos a una tasa de interés del 5%, tendrá que devolver 21.000 pesos. Esto quiere decir que, al finalizar la operación, el banco habrá ganado 1.000 pesos.

Teniendo en cuenta los intereses y los deberes que se aceptan cuando se solicita un préstamo bancario, se requiere que la persona que lo desee solicitar previamente analice bien la situación, basándose en los siguientes criterios:
-Lo primero es que piense si realmente es necesario pedir esa cantidad de dinero al banco.
-En segundo lugar, también debe pensar si ese es el mejor momento que existe para solicitarlo.
-Debe prestarle mucha atención al dinero que va a solicitar y, por supuesto, a los intereses que va a tener que abonar. En este sentido, es fundamental que tenga en consideración si realmente puede hacerle frente al pago.

Además de todo lo expuesto, también es vital que el individuo que va a solicitar un préstamo bancario lo haga de la manera correcta. Es decir, que tenga en cuenta una serie de factores que no se traduzcan luego en un abuso o en una situación para él absolutamente desfavorable. Por ese motivo, es importante que previamente tenga en cuenta los siguientes consejos:
-Debe optar siempre por solicitarlo a entidades bancarias que estén reconocidas legalmente como tal. Eso supone que no confíe en prestamistas o en compañías que no cuentan con la autorización pertinente, pues lo que puede comenzar siendo una situación óptima se puede convertir en un auténtico suplicio.
-De la misma manera, es necesario que consulte a varios bancos para ver qué le ofrecen y en qué condiciones. Sólo así podrá conseguir el préstamo que le resultará más fácil a la hora de hacerle frente.

La entidad que concede el préstamo bancario cuenta con diversos mecanismos para protegerse en caso de que la persona incurra en un impago. El más frecuente consiste en fijar una garantía, que el banco puede ejecutar si el individuo no paga las cuotas del préstamo.

Para una persona, solicitar un préstamo bancario puede ser una solución para contar con dinero que, de otro modo, no tendría en el momento en cuestión. Dicho dinero puede servirle para salir de vacaciones, comprar un automóvil, remodelar la casa, etc. Sin embargo, al recibir un crédito, el sujeto habrá contraído una deuda cuyos gastos pueden resultar muy elevados.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de préstamo bancario (http://definicion.de/prestamo-bancario/)