Definición de protozoos

En primer lugar, antes de proceder a determinar el significado del término protozoos, se hace necesario conocer su origen etimológico. Y en este sentido podemos decir que se trata de un vocablo que deriva del griego, de la suma de dos elementos diferenciados:
-El prefijo “proto-”, que es equivalente a “el primero”.
-El sustantivo “zoo”, que es sinónimo de “animal”.

Protozoo

Los protozoos son organismos unicelulares o compuestos por un grupo de células que son idénticas entre sí. Cuando el concepto es escrito con mayúscula inicial (Protozoo), se refiere al taxón que forman estos seres vivos.

Lo habitual es que los protozoos, que pueden nombrarse también como protozoarios, sean organismos unicelulares de tipo eucariota que se desarrollan en el agua, aunque también hay muchos que subsisten en un entorno húmedo. Los protozoos se reproducen de manera sexual, asexual o incluso a través de un intercambio de material genético.

Es posible, por lo tanto, encontrar protozoos muy diferentes entre sí. De hecho, los científicos han descubierto unos 30.000 protozoos distintos. Algunos miden cerca de un milímetro y otros, apenas llegan a los diez micrómetros, un dato que revela la disparidad de tamaños en el conjunto.

Además de todo lo expuesto, merece la pena conocer otros datos de relativo interés respecto a los protozoos, tales como estos:
-Existen más de 50.000 especies diferentes.
-Tienen un tamaño que puede variar entre los 2 y los 70 micrómetros.
-Son muy habituales como parásitos en animales o plantas.
-Su respiración se lleva a cabo a través de la membrana celular y las partículas de agua.
-El sistema de excreción que tienen funciona mediante las llamadas vacuolas fecales.
-Los protozoos se pueden reproducir, según el caso, por tres métodos diferentes: la esporulación, que tiene lugar cuando la célula madre se divide en esporas; la gemación, que se identifica porque se produce el crecimiento de una yema; y la bipartición, que consiste en una división en dos.

Hay diversos protozoos que pueden desplazarse por sus propios medios a través de un orgánulo llamado flagelo. Esto les permite moverse para ir en búsqueda de bacterias, algas y hongos para su alimentación, por ejemplo.

La clasificación más habitual distingue entre cuatro tipos de protozoos. Los protozoos flagelados son aquellos que disponen de los mencionados flagelos. Los protozoos ciliados, por su parte, están recubiertos de cilios.

Los protozoos esporozoos se caracterizan por ser parásitos y contar con una movilidad muy reducida. Los protozoos rizópodos, por último, se movilizan a través de unos apéndices que se denominan seudópodos.

No obstante, también tendríamos que hacer mención a los ameboides, a los esporozoos, a los cilióforos o a los cnidosporidios, entre otros.

Los plasmodios, los metamonadas, los opalineas y las amebas son algunos de los organismos que forman parte del conjunto de los protozoos, descubierto por el holandés Anton van Leeuwenhoek en 1674.

Entre los protozoos más conocidos o significativos se encuentran los siguientes:
-Trichomonas, que causan patologías en el intestino o en la vagina, por ejemplo.
-Tripanosoma gambiensis, que es el responsable de la enfermedad del sueño.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de protozoos (http://definicion.de/protozoos/)

Definiciones Relacionadas