Definición de proyecto arquitectónico

Los proyectos son guías o instrucciones que detallan cuáles son los pasos a seguir para alcanzar un cierto objetivo. Un proyecto, de este modo, recoge ideas y acciones que se interrelacionan con un fin. Arquitectónico, por su parte, refiere a lo que está vinculado a la arquitectura (la ciencia dedicada al diseño y la construcción de edificios).

Proyecto arquitectónico

Un proyecto arquitectónico, por lo tanto, es un conjunto de informaciones y diagramas que permiten detallar, en algún tipo de soporte, cómo será una obra que planea llevarse a cabo. Estos proyectos incluyen gráficos, esquemas, planos e informaciones que se presentan en formato impreso y/o digital. También pueden incluir maquetas y otras clases de representaciones.

A la hora de acometer un proyecto arquitectónico, hay que tener en cuenta que se deben seguir una serie de pasos para que el mismo sea el resultado de un trabajo serio, profesional y competente:
-Lo primero es establecer el marco contextual en el que se va a desarrollar. Eso significa dejar constancia de las condiciones en las que se produce tanto a nivel económico como político, entre otras. En ese mismo campo habría que hacer referencia a las conclusiones del diseño, la definición de sus usuarios o el problema a resolver.
-En segundo lugar, se encuentra lo que se denomina marco histórico. Bajo esa denominación se engloban cuestiones tales como las aportaciones e innovaciones, la evolución del edificio a diseñar, las conclusiones relativas a sostenibilidad, diseño o tipología…
-En tercer lugar, está el marco teórico-conceptual. Este viene a definir desde la conceptuación del edificio a construir (cuándo, cuánto cuesta, por qué, cómo, con qué…) hasta la fundamentación teórica pasando por las influencias arquitectónicas que posee o las conclusiones del diseño.
-El siguiente paso consiste en determinar el llamado marco metodológico. Este viene a dejar patente los pasos que se van a dar, las técnicas y procedimientos que se emplearán e incluso lo que son las recomendaciones necesarias al respecto.
-El marco operativo también es básico, es el que establece los inicios de los trabajos.

A grandes rasgos, estos podemos decir que son los principales puntales que tiene un proyecto arquitectónico, para que resulte adecuado, óptimo, ventajoso y acorde a las necesidades que se posean en una edificación.

El arquitecto que desarrolla el proyecto comienza realizando una investigación sobre la viabilidad de su idea. Lo habitual es que una persona acuda al arquitecto con un pedido concreto y que el arquitecto analice cómo una construcción podría satisfacer las necesidades planteadas por su cliente.

De acuerdo al terreno disponible, el presupuesto, los plazos y otras variables que el arquitecto debe averiguar, comenzará el desarrollo del proyecto arquitectónico. El arquitecto especificará cuáles son los espacios que planea construir (por ejemplo, las habitaciones, el comedor, el baño, la cocina y el patio) y graficará la distribución.

A los planos se les sumarán luego las representaciones a través de maquetas o programas informáticos, que permiten que el cliente “vea” cómo es el edificio que pretende desarrollar el arquitecto.

Finalmente el arquitecto avanzará con los planos constructivos y con diversos informes orientados a los contratistas y a los constructores para que la obra pueda materializarse.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de proyecto arquitectónico (http://definicion.de/proyecto-arquitectonico/)