Definición de punto y seguido

Entre las múltiples acepciones del término punto, aparece su utilización como signo en la escritura. En este caso, los puntos son imprescindibles para desarrollar la puntuación de un texto.

Punto y seguido

Los puntos permiten indicar el final de un enunciado o realizar una abreviatura. En algunas naciones, incluso se los emplea para distinguir entre la parte entera y los elementos fraccionales de una cifra (de la misma manera que, en otros países, se emplea la coma).

Esto quiere decir, por lo tanto, que existen diferentes tipos de puntos de acuerdo a su función. El punto y seguido se emplea cuando se desean separar enunciados que forman parte de un mismo párrafo. Este punto no marca, pues, el final del párrafo, sino que sólo distingue entre sus oraciones.

Después del punto y seguido, el texto debe continuar en la misma línea, comenzando con una letra mayúscula. Si el punto y seguido coincide con el final de un renglón, el párrafo continuará abajo, sin que queden espacios.

En todo texto es posible encontrar ejemplos de punto y seguido, incluso en este mismo artículo donde estamos desarrollando la definición del concepto. Pero veamos un caso concreto para que se comprenda la idea con mayor precisión:

“Juan es mi amigo desde hace veinte años. Sin embargo, hay veces que no entiendo las cosas que dice. Me sorprende cómo alguien tan inteligente puede expresarse de esa forma”.

En ese ejemplo, hay dos puntos y seguidos: el que aparece después de la palabra “años”, al cierre de la primera oración, y el punto que sigue a “dice”.

Hay que exponer que no sólo se habla de punto y seguido como signo de puntuación tal cual sino que se emplea dentro del lenguaje más coloquial. En ese caso, se utiliza para expresar que un asunto concreto no ha llegado a su fin sino que lo que ha concluido ha sido una parte exacta del mismo.

Así, por ejemplo, se puede usar el siguiente ejemplo: “Punto y seguido en el juicio contra el ladrón. Después de las declaraciones de todos los testigos, queda visto para sentencia”. De esta manera, se expresa que se ha puesto fin a lo que serían las intervenciones de los testigos, pero el juicio continúa pues llega el momento de que el juez analice las pruebas y testimonios para establecer la inocencia o culpabilidad del acusado.

No hay que pasar por alto tampoco que “Punto y seguido” es, además, el título que tiene una iniciativa de colaboración ciudadana que se plantea con un único objetivo: que las personas que sean conocedoras de la actuación de individuos que, mediante tortura, violencia u opresión, están atentando contra los Derechos Humanos den conocimiento de ello de una manera absolutamente anónima. Así, los responsables de la iniciativa darán consabida cuenta de lo “denunciado”, tomarán las medidas oportunas para que pueda investigarse y elevarán el caso a las autoridades pertinentes.

En concreto, entre las causas que han tenido cabida en “Punto y seguido” se encuentra la querella argentina presentada contra los crímenes cometidos por el franquismo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de punto y seguido (http://definicion.de/punto-y-seguido/)