Definición de queratina

Antes de entrar de lleno en lo que es el establecimiento del significado del término queratina, podemos proceder a conocer el origen etimológico del mismo. Así, nos topamos con el hecho de que, según se establece en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, deriva del griego. Más exactamente procede de “queratine”, que puede traducirse como “de cuerno”.

Queratina

La queratina es un tipo de proteína que contribuye al endurecimiento de la capa superficial de la piel y del pelo, las plumas, las pezuñas, los cuernos y otros derivados. Cuenta con una elevada cantidad de azufre y una estructura que se califica como secundaria, ya que esta bioproteína toma una forma de espiral al plegarse sobre sí misma.

De acuerdo a los componentes, es posible diferenciar entre distintas clases de queratina. La queratina alfa incluye monómeros de cisteína que forman enlaces disulfuro. Estos puentes otorgan una gran resistencia: gracias a la presencia de queratina alfa, las uñas y los cuernos de los animales son tan duros.

La queratina beta, en cambio, no cuenta con estos enlaces ya que carece de cisteína. Se trata de una proteína que no se puede extender y que aparece en estructuras como las telas que tejen las arañas.

Es importante resaltar que la queratina alfa puede convertirse en queratina beta. Para esto hay que aplicar ciertos tratamientos que modifican las cadenas y los puentes de la proteína, al menos de manera temporal.

Gracias a estas propiedades, los tratamientos de queratina para el cabello son muy populares. Se emplean para alisar e hidratar el pelo, teniendo la ventaja de no provocar daños en el cuero cabelludo a diferencia de otros tratamientos. La aplicación de queratina en el cabello también consigue fortalecerlo y repararlo, evitando las quebraduras.

Actualmente muchas son las personas que no dudan en recurrir al tratamiento de la queratina para alisar su cabello. Y ese trae consigo tanto ventajas como inconvenientes. En concreto, respecto a los aspectos a favor, se destacan los siguientes:
-Se consigue reducir de manera notable el problema del encrespamiento del pelo.
-Se logra que, como mínimo, la melena pueda presumir de estar perfectamente hidratada durante tres meses.
-No menos importante es que la queratina ayuda a que el pelo se encuentre inalterable, aunque pueda estar expuesto a cambios en materia de humedad, nieve, lluvia o temperatura.
-Por supuesto, también hay que tener en consideración que el cabello logra estar más radiante y brillante.

Por otro lado, quienes destacan sus aspectos en contra resaltan los siguientes:
-Alguno de sus componentes pueden ser nocivos para el cabello.
-El precio que en estos momentos tiene un tratamiento realizado con keratina suele ser elevado.
-Los tratamientos de este tipo de sustancia hay que llevarlos a cabo cada tres o cuatro meses aproximadamente.
-Después de someterse a la queratina, la persona no podrá lavarse el cabello hasta que no hayan pasado tres días y tampoco podrá hacer uso de gomas u otros accesorios para el mismo hasta que no hayan transcurrido dos días.

Hay alimentos, por último, que son ricos en queratina, como ciertos yogures y gelatinas. De esta manera se pueden incorporar beneficios para la piel, las uñas y el cabello a través de la alimentación.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de queratina (http://definicion.de/queratina/)

Definiciones Relacionadas