Definición de quimioterapia

La quimioterapia es el tratamiento de las enfermedades a través de productos químicos. El concepto suele estar asociado al tratamiento del cáncer mediante este tipo de sustancias.

Quimioterapia

La función de la quimioterapia es impedir, en las enfermedades neoplásicas, la reproducción de las células cancerosas. Para esto provoca una alteración celular a través de la síntesis de proteínas o de ácidos nucleicos, o mediante la propia división celular.

En la década de los años 40 tiene su origen el uso de la quimioterapia. Y es que en aquel entonces empiezan a utilizarse diversas sustancias, tales como el gas mostaza, para poder llevar a cabo el tratamiento del cáncer que es conocida como la “lacra del siglo XX y XXI”.

Un gran avance dentro de esta área llegó después de la Segunda Guerra Mundial pues se produjo el uso de los antimetabolitos para poder frenar esa enfermedad. Y todo ello se consiguió gracias a las investigaciones llevadas a cabo por Sidney Farber, un patólogo estadounidense que está considerado como el padre de la quimioterapia oncológica clínica.

Como su acción no es específica, la quimioterapia afecta también a células no cancerosas y a los tejidos normales del organismo. Este aspecto invasivo convierte a la quimioterapia en un tratamiento muy duro para el paciente por sus efectos dañinos.

Algunas de las consecuencias negativas de la quimioterapia son la caída del cabello (que puede traer problemas psicológicos), las náuseas, los vómitos, la anemia, la inmunodepresión, la diarrea (o lo contrario, el estreñimiento) y hasta la posible aparición de tumores secundarios.

No obstante, también existen otros efectos secundarios que dejan patente que someterse a una quimioterapia es algo muy duro para los pacientes tanto a nivel psicológico como físico. En concreto, otras consecuencias son hemorragias, una disminución de lo que son los factores de coagulación o la toxicidad que afecta a riñones y a hígado.

Más allá de estas cuestiones, la quimioterapia tiene una historia de más de seis décadas y ha demostrado su eficacia para el tratamiento y la curación de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer testicular y la enfermedad de Hodgkins, entre otros.

Podemos subrayar que existen dos importantes tipos de quimioterapia. Así, por un lado, está la monoquimioterapia, que se utiliza en determinados tipos de cáncer y que consiste en la administración de un único fármaco de tipo antitumoral. Las enfermedades que mejor responden a este tipo de tratamiento son los linfomas y las leucemias.

De la misma forma, tampoco podemos pasar por alto la existencia de la poliquimioterapia. Como su propio nombre indica, se sustenta en lo que sería la utilización de varios citotóxicos que tienen funciones diferentes pero, al mismo tiempo, complementarias.

Entre los tipos de quimioterapia, se encuentra la quimioterapia adyuvante (se suele administrar después de una cirugía), la quimioterapia neoadyuvante o de inducción (se inicia en la etapa previa al tratamiento quirúrgico o de radioterapia), la radioquimioterapia concomitante o quimioradioterapia (que combina la quimioterapia con la radioterapia) y la poliquimioterapia (consiste en la asociación de diversos citotóxicos para que actúen en conjunto).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definicion.de: Definición de quimioterapia (http://definicion.de/quimioterapia/)