Definición de receso

Receso es un término que procede del latín recessus. Este término, a su vez, deriva del verbo latino “recedere”, que está compuesto de dos partes claramente delimitadas: el prefijo “re-”, que puede traducirse como “hacia atrás”, y el verbo latino “cedere”, que significa “retirarse”.

Receso

La noción se usa para nombrar a una suspensión, una paralización o una tregua. Cuando algo entra en receso, se interrumpe su desarrollo o continuidad.

Por ejemplo: “Después del receso, el partido se reanudó bajo una intensa lluvia”, “Dentro de dos días empieza el receso, así que tenemos que terminar los trámites cuanto antes”, “Este año no habrá receso durante el invierno”.

El concepto permite referirse tanto a la suspensión en sí misma como al periodo en el que están suspendidas las acciones. Si tomamos el caso de un partido de fútbol, el receso es el tiempo de descanso que existe entre el primer y el segundo tiempo de juego.

No obstante, en el ámbito judicial es donde más frecuentemente se utiliza el término que ahora nos ocupa. En ese caso, se habla de receso para referirse al parón que se acomete durante el desarrollo de un proceso judicial con el claro objetivo de que todas las partes puedan descansar o comer en la jornada diaria. Sin embargo, en otras ocasiones, el receso puede consistir en un parón de más tiempo con el claro objetivo de poder acometer el estudio de nuevas pruebas o de giros importantes en lo que es el mencionado juicio.

En el campo de la educación, también se suele utilizar el término receso. En este caso concreto se emplea para referirse al parón que se realiza dentro del horario escolar con el claro objetivo de que alumnos y profesores puedan descansar. Eso significa, por tanto, que pueda ser utilizado como sinónimo de recreo.

En una asamblea o un órgano legislativo, se denomina receso al lapso en el que no hay sesiones ya que la actividad se encuentra suspendida por vacaciones: “Los diputados opositores pretenden tratar el tema antes del receso, pero no logran alcanzar el quórum necesario”, “La madre de la víctima lamentó que no haya tenido una respuesta antes del receso”, “Nos volveremos a ver después del receso”.

Es habitual que el cese de actividades esté vinculado a condiciones climáticas o a una época del año. El receso estival, en este sentido, consiste en la suspensión de algo durante el verano. También, en algunos contextos, puede decretarse un receso administrativo durante las Fiestas de fin de año para que los trabajadores puedan reunirse con sus familias: “El club anunciará contrataciones tras el receso de verano”, “Entre el 30 de diciembre y el 2 de enero habrá receso administrativo en todos los órganos del Estado”.

Además de todo lo expuesto, no podemos olvidar que también existe lo que se conoce como receso del Sol. Este es un término, recogido en el Diccionario de la Real Academia Española, que se emplea dentro de lo que es el ámbito de la Astronomía y que se usa para describir un movimiento de carácter aparente en el que el citado Astro Rey lo que hace es apartarse del Ecuador.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de receso (http://definicion.de/receso/)