Definición de refrigeración

Del latín refrigeratĭo, la refrigeración es la acción y efecto de refrigerar. Este verbo hace referencia al hecho de hacer más fría una habitación, una sala u otra cosa a través de medios artificiales. Por extensión, refrigerar es enfriar en cámaras especiales distintos alimentos o productos para su conservación. Además, el término refrigeración está vinculado al refrigerio, aquel alimento que se toma para reparar las fuerzas.

Refrigeración

La refrigeración consiste en extraer la energía térmica de un cuerpo para reducir su temperatura. Por las propiedades termodinámicas, dicha energía es transferida hacia otro cuerpo. Cabe destacar que el frío propiamente dicho no existe, sino que la temperatura es el reflejo de la cantidad de energía que posee un cuerpo.

Los alimentos, las vacunas y distintos productos médicos requieren de un adecuado sistema de refrigeración para ser conservados. De lo contrario, podrían ocasionar un serio daño a la salud de la población. Por ejemplo: la carne cruda debe guardarse en heladeras o neveras; de lo contrario, se pudre.

Es importante subrayar el hecho de que existen diversos tipos de dispositivos de refrigeración. Así, por ejemplo, nos encontramos con los llamados equipos de refrigeración que es la denominación bajo la que se enmarcarían tanto los frigoríficos como las cámaras frigoríficas. La forma que tienen de funcionar es mediante un proceso por el cual lo que hacen es transferir frío a un foco caliente.

De esta manera, es como funcionan los refrigeradores que tenemos en casa, es decir, los frigoríficos que contamos en nuestras cocinas y que utilizamos para que los alimentos estén a una temperatura baja que les impida estropearse o perder todas sus propiedades. No obstante, en empresas alimentarias también se cuenta con cámaras frigoríficas para cumplir esa misma función.

De la misma forma, también es importante hablar de otro dispositivo que es considerado un equipo de refrigeración. No obstante, este se convierte en pieza fundamental pues es el encargado de controlar la temperatura de un lugar: el termostato. En los aires acondicionados es el elemento gracias al cual podemos elegir los grados que queremos que haga en cualquier estancia en la que tengamos instalado un aparato de dicha tipología.

En las últimas décadas, la mayoría de los países acordaron dejar de utilizar los refrigerantes que atentan con la naturaleza y dañan la capa de ozono.

La acción de adecuar las condiciones de temperatura, humedad y limpieza del aire dentro de una edificación se conoce como climatización, que comprende tanto la refrigeración como la calefacción (el proceso para elevar la temperatura).

Los aires acondicionados o acondicionadores de aire son los artefactos más usados para lograr la refrigeración de un ambiente durante la temporada de verano.

Además de todo lo expuesto no podemos pasar por alto la existencia de una técnica que se conoce como refrigeración líquida. Dentro del ámbito de la informática se lleva a cabo la misma que consiste en la utilización de ventiladores o disipadores de calor con el claro objetivo de que cualquier ordenador no se sobrecaliente y pueda sufrir daños de diversa tipología.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de refrigeración (http://definicion.de/refrigeracion/)