Definición de respuesta

Una respuesta es una contestación a alguien que nos llama o nos requiere. Por ejemplo: “Lo llamé más de cuatro veces y no tuve ninguna respuesta”, “Voy a regresar mañana y no me voy a marchar sin una respuesta de tu parte”, “El actor le propuso matrimonio en directo y, para sopresa de todos, obtuvo una respuesta negativa”.

Respuesta

La satisfacción a una duda o una pregunta también se conoce como respuesta. En algunos casos, la respuesta es necesaria para acceder a un determinado beneficio, como ocurre con algunos concursos televisivos, o para recibir una calificación, como se da en los centros de enseñanza. Por otro lado, los seres humanos nos encontramos con diversas inquietudes a diario, generalmente de mediana importancia, tales como la ubicación de una calle o los ingredientes de un plato que deseamos preparar.

Otro uso del concepto está vinculado a la réplica o contradicción de lo que alguien dice: “El presidente acusó al gobernador por los fallos en la obra, aunque la respuesta de su adversario político no se hizo esperar”, “Dura respuesta del ministro ante las críticas esgrimidas por un grupo de periodistas”.

La respuesta también puede ser el efecto buscado a partir de una acción: “El llamado a la unidad no tuvo la respuesta esperada”, “La convocatoria realizada por el gobierno tuvo una respuesta negativa de la población ya que muy pocos ciudadanos acudieron a votar”.

Para la psicología y la biología, la respuesta es la reacción de un organismo frente a un estímulo. Dicha respuesta puede expresarse a partir de cambios mecánicos, físicos, químicos o de otra naturaleza.

Se conoce como respuesta, por último, a las acciones que se llevan a cabo para paliar los efectos de un evento adverso. El objetivo de la respuesta es reducir las pérdidas humanas y materiales: “La respuesta de la comunidad internacional tras el terremoto fue ejemplar”.

El neuromarketing y las respuestas inconscientes

RespuestaLa disciplina denominada neuromarketing se basa en la investigación y en el estudio de los procesos del cerebro que responden a los estímulos de la publicidad y las técnicas de mercadotecnia tradicional, llevándolos a tomar decisiones una vez expuestos a las diferentes tácticas comerciales propias de la industria. Gracias a esto, se obtiene la posibilidad de “leer la conducta del consumidor”, de saber qué desea, qué lo lleva a comprar un producto, cuál es el camino que atraviesa cuando considera las ventajas y desventajas de una determinada oferta para, finalmente, autoconvencerse de que le conviene aceptarla.

En el campo de la publicidad, la búsqueda de un cierto impacto en el público toma mucho esfuerzo y tiempo. Infinidad de interrogantes acerca de las necesidades y los gustos de los potenciales clientes, de sus tendencias, formas de sorprenderlos; y es posible dar respuesta a todos ellos a través del neuromarketing. Lejos de los límites que presenta el marketing tradicional, esta disciplina permite realizar diseños muy precisos y profundos, con un margen de error mucho menor.

Hay quienes aseguran que el neuromarketing es una versión perfeccionada de los mensajes subliminales, que enviaban publicidad al cerebro sin que el individuo fuera consciente de ello, lo cual provocaba una serie de respuestas que parecían no tener explicación para él.

Desde el punto de vista de las empresas, sobra mencionar que el neuromarketing representa un recurso invaluable y sin ningún punto en contra, dado que permite superar los más grandes desafíos del marketing. Sin embargo, para muchos se trata de un grave peligro, dado que puede considerarse un arma para manipular las mentes de los consumidores, llevándolos a tomar decisiones que vayan en contra de su propia voluntad, y esto podría extenderse más allá de los límites de la industria.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de respuesta (http://definicion.de/respuesta/)