Definición de sapiencia

Antes de entrar de lleno en el esclarecimiento del significado del término sapiencia, se hace necesario e imprescindible acometer lo que es la mención a su origen etimológico. En concreto, podemos determinar que deriva del latín, de la suma de dos partes diferenciadas: “sapiens”, que significa “saber”, y el sufijo “-ia”, que indica “cualidad”.

Sapiencia

La noción de sapiencia se utiliza como sinónimo de sabiduría. Por ejemplo: “Con los años, el volante argentino perdió capacidad atlética, pero ganó sapiencia y hoy entiende el juego mejor que nadie”, “Espero tener la sapiencia necesaria para dirigir esta empresa”, “El dinero no compra sapiencia”.

La sapiencia puede adquirirse de distintas maneras. Por lo general, se asocia a los conocimientos que se obtienen con la experiencia. Tomemos el caso de un hombre que se dedica a la pesca. Siempre que las condiciones meteorológicas se lo permiten, esta persona se sube a su lancha y sale a recorrer un lago para capturar peces. El hombre lleva cuarenta años realizando esta actividad: de este modo, en la actualidad tiene la sapiencia necesaria para interpretar señales del clima y saber cuándo debe embarcarse y cuándo regresar; conoce, de acuerdo al color del agua, dónde están los cardúmenes; etc.

Es posible desarrollar sapiencia, por otro lado, a través del estudio y de la formación. Si una mujer cursa la carrera de Sociología en una universidad, asiste a congresos y charlas de la materia y lee libros de grandes sociólogos de la historia, estará forjando su sapiencia.

Es importante destacar que no existe un momento exacto o preciso para determinar cuándo una persona se vuelve sabia (es decir, tiene suficiente sapiencia para ser considerada como tal). Si retomamos uno de los ejemplos anteriores, no hay un día en el cual el pescador aprende todo de repente y pasa a transformarse en un experto.

Además de todo lo expuesto, es interesante conocer que en la Universidad de Valencia (España) existe un hermoso lugar que responde al nombre de Capilla de la Sapiencia. En el siglo XV, concretamente en el año 1498, fue cuando se llevó a cabo la construcción de este enclave, también conocido como Capilla de la Universidad, por parte de Pere Compte.

Tiempo después, en el siglo XVIII, más exactamente en el año 1737, fue cuando Miguel Martínez la reconstruyó. De la misma hay que decir que tiene un marcado estilo barroco, que se ha convertido en uno de los espacios más importantes de la universidad valenciana, que cuenta con unas dimensiones reducidas y que ha pasado a ser el escenario de un sinfín de actos de tipo cultural durante todos estos siglos.

Todo eso sin pasar por alto que posee importantes pinturas de artistas como Manuel Camarón Melía o Luis Planes y esculturas como la de San Bruno, que está realizada por Ignacio Vergara. No obstante, la obra más significativa y la que le da nombre a la capilla es la de “La Virgen de la Sapiencia”, de Nicolás Falco.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de sapiencia (http://definicion.de/sapiencia/)