Definición de saprofito

Antes de entrar de lleno en la definición de saprofito se hace necesario conocer el origen etimológico del citado término y eso nos lleva a determinar que es fruto de la suma de dos palabras griegas:
-El adjetivo “saprós”, que es equivalente a “podrido”.
-El sustantivo “fitos”, que puede traducirse como “planta”.

Saprofito

Saprofito es el adjetivo que se emplea para calificar a los organismos cuya alimentación consiste en ingerir sustancias orgánicas en estado de descomposición. El término también se utiliza para denominar a esta clase de alimentación.

Los saprofitos, de este modo, se nutren a partir de los residuos que proceden de diferentes organismos vegetales o animales. Pueden comer excrementos, animales muertos u hojas secas, por citar algunas posibilidades.

Los organismos saprofitos apelan a las sustancias orgánicas en descomposición para obtener la energía que necesitan para vivir. Algunos organismos son saprofitos obligados ya que sólo pueden obtener nutrientes de esta manera, mientras que otros son saprofitos facultativos debido a que suelen nutrirse a través de diferentes medios y recurren a la saprotrofia sólo en ciertas etapas.

Aunque presentan diferentes características entre sí, los saprofitos suelen contar con células cuyas propiedades les permiten desarrollar una nutrición de tipo osmótrofa. Esto quiere decir que se encargan de absorber los nutrientes a través de la ósmosis.

Los saprofitos suelen secretar enzimas para hidrolizar las moléculas orgánicas que se encuentran en los residuos. De este modo, libera biomoléculas que son solubles y que absorbe mediante ósmosis gracias a la acción de sus células.

Además de todo lo expuesto, merece la pena que conozcamos que cobran especial protagonismo los conocidos como hongos saprofitos, que son los que desarrollan su vida sobre lo que es materia orgánica inerte. Eso hace que la manera que tengan de alimentarse sea la de acometer la solubilización del material sobre el que acaban asentándose.

Existen varios tipos de hongos saprofitos, destacando los que exponemos a continuación:
-Los que crecen sobre excrementos de animales, en concreto lo habitual es que sean sobre los excrementos de animales herbívoros. Ejemplos de hongos en esta categoría son el Panaeolus o el Pilobolus.
-Los que se desarrollan sobre la madera o los restos de esta, como son fistulina hepatica, ganoderma lucidum, piptoporus betulinus o fomes fomentarius.
-Los que hacen su vida sobre prados o pastizales.
-Los que desarrollan un ciclo vital sobre lo que sería materia orgánica que está carbonizada como consecuencia de un incendio forestal o similar. Estos también pueden presentar la particularidad de que crecen sobre los restos que han podido quedar de hogueras, bien llevadas a cabo como parte de actividades de ocio o bien dentro de acciones de trabajos de tipo selvícola.

La existencia de los saprofitos es indispensable en la cadena alimenticia ya que ayudan al desarrollo de la descomposición. Esto mismo les permite contribuir a la fertilidad de los suelos.

Cabe destacar que los animales carroñeros, como los buitres, suelen ser calificados como saprofitos por alimentarse de los cadáveres en descomposición de otras especies.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de saprofito (http://definicion.de/saprofito/)