Definición de selva

Selva, del latín silva, es un terreno extenso y lleno de árboles. Se trata de un bioma con vegetación muy densa, con una amplia variedad de especies. El concepto fue cambiando con el paso del tiempo: en la actualidad, la noción de selva está asociada a las selvas tropicales, que se desarrollan en las zonas cálidas y húmedas.

Selva

Las selvas pueden presentar desde árboles de más de 20 metros de altura hasta mohos y musgos al ras del suelo. Cuentan, por lo tanto, con una alta biodiversidad (escasa cantidad de ejemplares de una misma especie en cada unidad de superficie). Por otra parte, las condiciones ambientales hacen que las selvas retengan una gran cantidad de agua dulce.

Las selvas suelen ser mencionadas como el pulmón verde del mundo ya que su masa de árboles absorbe el dióxido de carbono y libera oxígeno a la atmósfera. La deforestación de las selvas, por este y otros motivos, constituye un grave problema medioambiental. Se estima que casi el 30% del oxígeno que respiramos proviene de las selvas.

Existen varios tipos de selva:

* la húmeda, umbrófila o ecuatorial se encuentra alrededor del ecuador y los trópicos húmedos, caracterizándose por la vegetación alta y densa y los elevados niveles de precipitaciones;

* la montana o nubosa aparece entre los 1.000 y 2.200 metros de altitud;

* la tropófila o seca tiene árboles que pierden sus hojas en los periodos de sequía;

* la de galería rodea a los ríos;

* la alisia recibe la influencia de los vientos alisios.

Algunas características de las regiones selváticas

SelvaEl clima de la selva tropical lluviosa es tropical húmedo; el de la selva estacional o monzónica, monzónico; el de la selva seca, tropical seco. Con respecto a la temperatura, en la selva tropical oscila entre los 27 °C y los 29 °C, mientras que la subtropical y la montana tienen medias de 22 °C y 18 °C, respectivamente.

La media anual de precipitaciones va desde los 1500 a los 3000 mm, con posibilidad de superarlos. En la selva del Ecuador, por ejemplo, se registran lluvias todos los meses, lo cual repercute directamente en las características de sus ríos, que son cortos en extensión pero muy caudalosos; si bien algunos años el promedio de agua es menor al esperado, siempre resulta suficiente para la subsistencia de su vegetación. Por otro lado, algunas zonas sufren de sequías, que afectan la variedad y riqueza de sus especies; otras presentan estaciones bien definidas, como es el caso de las selvas subtropicales.

Los suelos tienen una profundidad moderada y su acidez resulta contraproducente para la agricultura, analizados desde el punto de vista de las zonas templadas. Por otro lado, las especies propias de las selvas no ven ningún inconveniente en desarrollarse; algunas de ellas se han adaptado para no necesitar de ningún tipo de tierra en particular. Del mismo modo, ante la escasa profundidad, los árboles mantienen gran parte de sus raíces sobre la superficie. Toda la maravillosa biodiversidad presente en las selvas sabe aprovechar eficientemente la energía del sol, la temperatura y el agua.

No existe bioma con mayor variedad de organismos vegetales y animales que la selva. Cabe mencionar, por otro lado, que son escasas las especies animales medianas y grandes, tales como el puma y el jaguar, que se encuentran en ciertas zonas muy específicas. Es de destacarse la inteligencia de las hormigas cortadoras de hojas (los principales herbívoros de muchas de las selvas de América del Sur), que llevan los trozos de plantas al subsuelo en grandes números para que se fermente y sirva de nutriente para microorganismos, bacterias y hongos, siendo estos últimos su fuente de alimento.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definicion.de: Definición de selva (http://definicion.de/selva/)

Definiciones Relacionadas