Definición de silla

Silla, que proviene del vocablo latino sella, es un asiento unipersonal que dispone de respaldo. Se trata de un mueble presente en todas las casas ya que permite que las personas se sienten.

Silla

Por ejemplo: “Por favor, trae una silla de la cocina para que se siente la tía Edith”, “Siempre le tengo que decir a Edgardo que no se hamaque, ya que un día romperá una silla”, “Cuando nos casamos, el abuelo Tomás nos regaló un juego de cuatro sillas de roble”.

Lo habitual es que las sillas dispongan de cuatro patas. Estas piezas del mobiliario pueden estar construidas con madera, plástico, metal u otro material. Sus características suelen depender del ambiente donde se ubican: mientras que las sillas de ambientes exteriores como el balcón o el patio son de plástico o de mimbre, las sillas del comedor suelen estar hechas de madera.

La cantidad de sillas presentes en cada vivienda dependen del número de ambientes de la misma y de la cantidad de habitantes. Es probable que, en una casa de al menos tres ambientes y con cuatro o más habitantes, haya sillas en la cocina y en el comedor o living.

Por lo general las sillas se disponen en torno a una mesa para que los individuos puedan sentarse al comer. Gracias a su diseño, una persona puede acercar su silla a la mesa y colocar las piernas debajo de la tabla sobre la cual se apoyan los platos para comer.

Es posible diferenciar entre diferentes tipos de silla, como la silla plegable (que se puede doblar para que no ocupe espacio), la silla mecedora (sobre la cual uno puede balancearse) y la silla de coche (que permite llevar a los niños en el automóvil de manera segura).

SillaAsí como ocurre con el resto de los tipos de muebles, existe una inmensa variedad de diseños de sillas, que van desde las más económicas y sencillas, que se fabrican con el mero objetivo de cumplir la función básica de permitir que una persona se siente sobre ellas, hasta las que forman parte de exclusivas colecciones que sólo los más adinerados pueden adquirir, y que deben gran parte de su precio a la persona que las diseñó.

Uno de los tipos de silla más comunes en la actualidad es el de oficina, que también se conoce como silla de ordenador. Mientras que hasta la década de los 80 se encontraba solamente en los hogares de personas con profesiones tales como la contaduría o la abogacía y que contaran con su propio estudio, hoy en día es una parte casi esencial del hogar, ya que se complementa con otro de los elementos básicos de la mayoría de las personas: el ordenador.

La silla de oficina es más adecuada para aquellos individuos que desean o deben pasar largas horas sentados escribiendo frente a una pantalla, ya que les proporciona una flexibilidad y una movilidad que no es posible obtener con una silla de cocina, por ejemplo. Entre sus características principales se encuentran las ruedas al final de las patas, gracias a lo cual el usuario puede deslizarse cómodamente de un punto a otro de la habitación, superficies acolchadas para evitar el adormecimiento de las piernas y la espalda después de períodos extendidos de uso, y respaldos reclinables.

Existe un tipo de silla que no forma parte de ninguna experiencia agradable o productiva: la eléctrica. Se trata de un dispositivo que se usa en algunos países para propiciar la pena de muerte a un criminal. Así como la horca, la cámara de gas y la inyección letal, la silla eléctrica es el foco de diversas controversias, ya que muchas personas no aprueban que alguien pueda decidir quién vive y quién muere.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de silla (http://definicion.de/silla/)