Definición de solicitud de crédito

La acción de pedir o pretender algo se conoce como solicitud (del latín sollicitūdo). Una solicitud, por lo tanto, es una diligencia o un pedido.

Solicitud de crédito

En el latín es donde se encuentra el origen etimológico del término solicitud. En concreto, procede de “sollicitudo”, que se halla conformado de estas tres partes diferenciadas: “sollus”, que puede traducirse como “entero”; “citus”, que es sinónimo de “agitado”, y finalmente el sufijo “-tud”, que es equivalente a “cualidad”.

La noción de crédito, por otra parte, refiere a una cantidad de dinero que se obtiene como préstamo. Un banco que entrega un crédito de 5.000 pesos a una persona le está prestando dicho monto. El sujeto deberá devolver el dinero en un cierto plazo de tiempo más los intereses que representan la ganancia de la entidad bancaria. Así, para recibir un crédito de 5.000 pesos, el individuo tendrá que devolver, por ejemplo, 6.000 pesos (el monto que recibió como préstamo más los intereses).

Crédito, por su parte, también tiene su origen en el latín. En su caso, podemos determinar que ha evolucionado a partir del verbo “credere”, que es sinónimo de “creer”.

Se conoce como solicitud de crédito al procedimiento que consiste en pedir un préstamo a una institución financiera. La solicitud en sí está compuesta por los documentos que solicita el banco para realizar la evaluación del crédito: si la persona cumple con los requisitos exigidos por la entidad, se aprobará la concesión del préstamo.

Aunque varía en cada banco, la solicitud de crédito suele incluir un formulario a completar por el solicitante, un justificante de ingresos estables (como un recibo de sueldo) y la fotocopia de su Documento Nacional de Identidad (DNI).

Para comprar una vivienda, poner en marcha un negocio o incluso para adquirir un coche, muchas son las personas que toman la decisión de llevar a cabo la solicitud de un crédito a su entidad financiera.

Además de esos documentos es habitual que se establezcan una serie de requisitos no sólo para solicitarse sino también para que aquel sea concedido. Entre ellos está el que la persona que lo realice sea mayor de edad y que en el caso de no tener ingresos, presente un aval suficiente como puede ser un inmueble.

Es importante destacar que la presentación de una solicitud de crédito no obliga al banco a conceder el préstamo. Se trata, justamente, de una solicitud, un pedido que el cliente bancario realiza a la entidad con el fin de acceder al crédito. El banco, por lo tanto, tiene la facultad de rechazar la solicitud.

En la actualidad, y debido a la crisis económica que está asolando al mundo en general, se han reducido los créditos que conceden los bancos. Sin embargo, frente a ello, han aumentado las empresas especializadas en aquellos que incluso funcionan únicamente vía online. Aquellas suelen ofrecer créditos personales que se amortizan mediante el pago de una cuota así como de los correspondientes intereses.

Además brindan diversas modalidades como, por ejemplo, los renovables que se pueden solicitar más de una vez.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de solicitud de crédito (http://definicion.de/solicitud-de-credito/)