Definición de tapir

Un tapir es un animal originario de Sudamérica y de Asia. Se trata de un mamífero que forma parte de la familia de los tapíridos y del orden que componen los perisodáctilos (en el que encontramos a las especies que tienen una cantidad impar de dedos, los cuales finalizan en pezuñas).

Tapir

El tapir compone el único género (llamado Tapirus) de la familia de los tapíridos que aún vive: el resto de los géneros se han extinguido. El pariente actual que tiene más cercanía al tapir es el rinoceronte.

El tapir se refugia en los cuerpos de agua y es capaz de realizar allí sus necesidades fisiológicas, algo que también hace el hipopótamo. Además, tiene una gran habilidad para nadar, y siente una notable atracción por los baños matutinos, los cuales lo refrescan y lo liberan de parásitos e insectos, mientras aprovecha para alimentarse de plantas acuáticas.

Como muchas otras especies, el tapir se encuentra en peligro de extinción, y esto se debe a la acción destructiva del ser humano, tanto a través de la cacería como de la eliminación de sus ambientes naturales. En algunos de sus hábitats se calcula que el último siglo ha visto una disminución cercana al 50% de su población, por lo cual se trata de una situación verdaderamente preocupante.

Los tapires pueden medir hasta un metro de altura, pesar trescientos kilogramos y tener una longitud de más de dos metros. Se caracterizan por su hocico alargado, similar a una trompa, que les permite alimentarse de raíces y hojas, e incluso de plantas acuáticas. Cabe destacar que el tapir es un animal herbívoro.

Otra particularidad de los tapires es que cuentan con tres dedos en las patas traseras y cuatro dedos en las delanteras. Entre los depredadores del tapir, por otro lado, podemos nombrar al jaguar y al tigre.

El ser humano también es un depredador del tapir. En diversas culturas se consume su carne, que suele asarse o someterse a un proceso de deshidratación para obtener charqui. El cuero del tapir, por su parte, se emplea para la fabricación de cinturones, calzado, látigos y correas.

TapirEn cuanto a su comportamiento y conducta, el tapir suele permanecer mucho tiempo en el barro y en el agua. Tiene hábitos diurnos aunque, en una situación de peligro, es probable que se movilice por la noche. El tapir es un animal solitario, una característica que solamente modifica en el periodo reproductivo.

Por lo general, y sobre todo en su hábitat natural, este animal suele permanecer en soledad; lo mismo no ocurre en la época de celo o durante la crianza, cuando las hembras se mueven junto con sus hijos. En zonas donde la hierba es muy rica y abundante, puede ocurrir que se reúnan tres o más tapires a disfrutar de un buen banquete natural, aunque esto no es tan común.

El tapir necesita marcar su territorio, y para ello emplea su orina y marcas olfativas que imprime con ayuda de unas glándulas que posee en el rostro. Su cuerpo es resistente y refleja las características de las selvas en las que debe vivir. A lo largo de sus paseos, va trazando carriles de gran profundidad entre la maleza, algo que le permite volver a recorrer un mismo camino con facilidad.

Como no todos los seres humanos son enemigos del tapir, él no teme a cualquier persona; de hecho, si no se siente amenazado, puede mostrar curiosidad por nuestra especie, o simplemente pasar por nuestro lado como si no estuviéramos allí. Cuando se encuentra a salvo, el tapir se desplaza con calma y confianza, olfateando el suelo con ayuda de su característica trompa.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tapir (http://definicion.de/tapir/)