Definición de tedio

El vocablo latino taedĭum llegó a nuestra lengua como tedio. Ese vocablo latino tenemos que exponer que, a su vez, deriva del verbo “taedere” que puede traducirse como “estar disgustado”. Asimismo es interesante establecer que los romanos venían a establecer relación entre ese verbo y lo que era la raíz de “fastidiare”, que significa “fastidiar”, “molestar”.

Tedio

El concepto hace referencia a lo que experimenta una persona cuando siente un gran aburrimiento o debe tolerar algo que no le importa.

Por ejemplo: “El tedio laboral me tiene harto: necesito conseguir un nuevo empleo que me genere entusiasmo”, “El pitido del juez puso fin al tedio: los equipos empataron sin goles en un partido que no tuvo ninguna emoción”, “La mañana transcurrió lenta, con tedio; no había mucho para hacer en aquel campo”.

El tedio aparece cuando un individuo no le encuentra sentido a una actividad. Por lo tanto, en ese momento siente fastidio y desgano ya que no existe algo que le provoque interés o entusiasmo. Las actividades tediosas, de este modo, provocan hastío o malestar.

Supongamos que un joven, por indicación de su jefe, debe asistir a una conferencia sobre liderazgo. El tema le resulta poco atractivo: cuando la charla lleva más de dos horas, el muchacho ya no sabe cómo lidiar con el tedio. Bosteza, mira el reloj de forma insistente, juega con sus manos y hasta realiza garabatos en un papel para tratar de distraerse.

Lo habitual es que, para evitar el tedio, la persona busque un pasatiempo o alguna actividad que le permita salir de ese estado. Una mujer a quien le provoca tedio tener que limpiar los vidrios de la ventana, puede realizar la tarea escuchando música para que el momento sea más llevadero y la limpieza le resulte un poco más agradable.

A lo largo de la historia muchos son los autores que han escrito acerca del tedio y este sería el caso, por ejemplo, de Baudelaire que en su poema titulado “Al lector”, no duda en calificar a aquel como el pecado más fuerte del ser humano.

Asimismo no podemos pasar por alto la existencia de una película que lleva precisamente por título “Tedio”. Cédric Kahn es el director de este filme de 1998, que consiguió varias nominaciones a los Premios César, y que está protagonizado por Sophie Guillemin y Charles Berling, entre otros.

Cuenta la historia de Martín, un profesor universitario que se encuentra viviendo uno de los momentos más complicados de su existencia hasta ese momento. Y es que está sufriendo tanto a nivel personal como profesional. Sin embargo, se cruzará en su camino una joven modelo llamada Cecilia, que se convertirá en un verdadero soplo de aire fresco.

Establecerán una apasionada relación sentimental que, poco a poco, irá llevando a Martín hasta situaciones que jamás podría haber imaginado, le hará que vaya dejando de lado todos sus principios e ideas, que entre en un círculo de obsesiones y misterios inesperados…que entre de lleno en una espiral realmente peligrosa.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tedio (http://definicion.de/tedio/)