Definición de trombosis

Trombosis proviene de un término griego que significa “coagulación”. El concepto hace referencia a la formación de un trombo (coágulo de sangre) en el interior de un vaso sanguíneo.

Trombosis

Entre las causas de la trombosis, pueden mencionarse la alteración de los vasos sanguíneos (por una ruptura traumática, por ejemplo) o de los factores de la coagulación (por un disminución de proteínas, entre otros motivos posibles).

Por trombosis se entiende tanto el coágulo en sí como el proceso patológico que obstruye el vaso sanguíneo. De acuerdo al nivel de oclusión, la trombosis puede ser calificada como ocluyente (el vaso queda totalmente obstruido) o mural (la obstrucción del vaso sanguíneo es sólo parcial).

Otra clasificación de la trombosis se realiza según la ubicación del trombo. La trombosis de precipitación se produce en el corazón o en las arterias por el desprendimiento de plaquetas. La trombosis por coagulación tiene lugar cuando una mezcla de fibrinas y plaquetas obstruye las venas. La trombosis hialina, por otro lado, se desarrolla en capilares o vénulas, también por el desprendimiento de fibrinas y plaquetas.

La trombosis por coagulación es la más grave, ya que el trombo impide la irrigación sanguínea a ciertas partes del organismo, lo que produce la isquemia y luego la muerte de las estructuras sin irrigación.

Es importante distinguir entre la trombosis y la embolia. La trombosis es la obstrucción del vaso sanguíneo por una placa que crece en su propia pared. Cuando dicha placa se desprende, se conoce como émbolo y puede dirigirse a distintas partes del organismo.

Tratamiento de la trombosis venosa profunda

TrombosisPor lo general, la trombosis venosa profunda se combate con medicamentos, terapias y dispositivos que buscan evitar el aumento de tamaño del coágulo, así como su desprendimiento y su traslado hacia los pulmones. El tratamiento de la trombosis también tiene como objetivo reducir las probabilidades de que aparezca un nuevo coágulo.

Los anticoagulantes son la opción más recurrente, dado que disminuyen la capacidad de coagulación de la sangre, a la vez que impiden el crecimiento de los coágulos existentes. Por otro lado, no tienen el poder de destruirlos; sin embargo, es importante señalar que nuestro organismo está preparado para disolver casi todos los coágulos luego de un tiempo. Con respecto a las vías de administración y los formatos disponibles, los anticoagulantes se distribuyen en pastillas e inyecciones (tanto subcutáneas como intravenosas).

La duración del tratamiento con anticoagulantes suele ser de 6 meses, aunque los siguientes factores pueden alterarla:

* que se forme un coágulo de sangre luego de una situación de riesgo tal como una cirugía (lo cual disminuye la duración);

* que el paciente haya tenido coágulos anteriormente (esto aumenta la duración);

* que la trombosis coexista con otra enfermedad, como ser cáncer. En tal caso, es posible que se deban consumir los anticoagulantes hasta que se consiga controlar el otro trastorno.

Para aquellas personas que, por distintos motivos, no pueden consumir anticoagulantes, existen los inhibidores de la trombina, que actúan directamente en el proceso de coagulación sanguínea. Los trombolíticos, por otra parte, provocan una rápida disolución de los coágulos de gran tamaño (los causantes de los síntomas más preocupantes). Sin embargo, esta última opción es exclusiva para los casos extremos, dado que puede causar sangrado repentino.

Otra opción para quienes no toleran los anticoagulantes es un filtro que se coloca dentro de una vena llamada cava, con el propósito de atrapar los coágulos antes de que se dirijan hacia los pulmones. Esta técnica, ayuda a evitar la embolia pulmonar, aunque no impide que aparezcan nuevos coágulos.

Por último, existen medias que ejercen cierta presión en la zona del tobillo, la cual disminuye a medida que llega a la rodilla, para evitar la formación de coágulos. Se denominan de compresión graduada y es posible adquirirlas sin una receta médica.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definicion.de: Definición de trombosis (http://definicion.de/trombosis/)