Definición de valentía extraordinaria

Antes de entrar de lleno a analizar en profundidad, en lo que respecta a significado, el término valentía extraordinaria, vamos a proceder a determinar su origen etimológico.

De esta manera, tenemos que decir que valentía es un vocablo que emana del latín, concretamente procede de la suma de tres partes perfectamente diferenciadas de esa lengua: el verbo “valere”, que es sinónimo de “permanecer con fuerza y salud”; “ente”, que puede traducirse como “agente”; y finalmente el sufijo “-ia”, que equivale a “cualidad”.

Valentía extraordinaria

Por otro lado, extraordinaria también tiene su origen etimológico en el latín. Es fruto de la unión del prefijo “extra”, que viene a significar “fuera de”, y “ordinarius”, que puede decirse que es equivalente a “perteneciente a una orden”.

Valentía es el vigor, el aliento o el esfuerzo. El término suele utilizarse como sinónimo de coraje, que es la fuerza de voluntad que tiene una persona para desarrollar una acción a pesar de las dificultades o impedimentos. La valentía, en este sentido, consiste en la capacidad para superar el miedo. Por ejemplo: “El niño demostró su valentía al arrojarse al agua para salvar a su perro”, “Una cosa es tener valentía y otra es ser un inconsciente”, “El equipo pudo haber ganado, pero le faltó valentía para ir a buscar el arco contrario”.

El concepto de valentía, por lo tanto, gira en torno a este tipo de situaciones y contextos. La valentía puede ser la acción esforzada que parece exceder a las fuerzas naturales, o la hazaña heroica que se ejecuta con valor: “Si estamos vivos es gracias a la valentía del piloto que decidió aterrizar en la calle pese a los fallos del avión”, “Nadie puede ganar un título tan importante sin valentía en su juego”, “Cuando era pequeño, bajar al sótano de noche requería toda mi valentía”.

La valentía es un valor que lleva al sujeto a dominar sus miedos y a sobreponerse a la adversidad, por lo general para defender aquello que vale la pena. Cuando la persona no tiene valentía, no logra superar los momentos difíciles. La valentía extraordinaria se demuestra cuando la persona logra ir más allá de sus límites o de lo que se considera como normal.

El hecho de que un individuo demuestre esa valentía fuera de toda normalidad es lo que hace que se reconozca la misma de muy diversas formas. Así, en todo el mundo, existen condecoraciones y premios que tienen como claro objetivo el alabar aquella a las personas que la han demostrado sobradamente.

Un claro ejemplo de ello es la Cruz de Mannerheim, que es la condecoración de más alto rango e importancia que se otorga en Finlandia a nivel militar. En la década de los años 40 es donde tiene su origen aquel reconocimiento de valentía extraordinaria que fue entregada desde entonces a soldados que, desde entonces, han demostrado la misma en diversas contiendas.

Tampoco hay que olvidarse de que ese mismo término se emplea para referirse a las cualidades que tiene una persona que, a pesar de la presión a la que puede estar sometida, no ceja en sus ideas y creencias.

Lo contrario a la valentía es la cobardía, que es la falta de ánimo y valor. Si hay un niño que se está ahogando ante los ojos de un sujeto que sabe nadar, la valentía permitirá que dicha persona se arroje al agua para intentar un rescate, mientras que la cobardía haría que el individuo se quede observando sin intervenir.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de valentía extraordinaria (http://definicion.de/valentia-extraordinaria/)

Definiciones Relacionadas