Definición de veleta

Una veleta es un objeto que se instala en la parte superior de una construcción para que, cuando sopla el viento, pueda girar e indicar su dirección. Es habitual que la veleta tenga la forma de un animal, como un gallo o un caballo, aunque también puede ser una flecha o cualquier otra cosa.

Veleta

Las veletas, por lo tanto, son dispositivos que presentan un señalador para revelar la dirección del viento. Este señalador, por lo general, está vinculado a una cruz que muestra los puntos cardinales. Gracias a su mecanismo, las distintas piezas de la veleta giran al recibir la acción del viento, evidenciando su dirección.

Para que puedan cumplir con su función, las veletas deben instalarse lo más alto posible. De esta manera, se evita que los árboles y las edificaciones alteren la dirección real del viento. Por eso las veletas suelen aparecen en los techos de las casas o en las terrazas de los edificios.

Si bien no se conoce con exactitud el origen de la veleta, se sabe que este instrumento lleva más de dos milenios entre las creaciones del ser humano; un ejemplo claro lo encontramos en el Ágora romana de Atenas, construida entre los años 19 y 11 a. C., donde se colocó una veleta con forma de gallo.

Por extensión a este significado, el término veleta también se utiliza para nombrar a un sujeto que suele cambiar de pensamiento, conducta o actitud de manera frecuente. Como se puede advertir, esta acepción funciona por analogía al movimiento constante de una veleta, que cambia su posición ante cualquier viento.

Supongamos que un político se presentó, en 1998, como candidato a presidente del Partido Liberal. Cuatro años después, el mismo dirigente se postula como candidato del Partido Conservador. En 2006, el mismo político anuncia su incorporación al Partido Demócrata Progresista. Por todos estos cambios en menos de una década, muchos analistas califican al hombre en cuestión como veleta.

VeletaEn España encontramos el Pico del Veleta, el cuarto más alto del país y el segundo de su cordillera, tan sólo superado por Teide, en Tenerife, Mulhacén, en Sierra Nevada, y Aneto, en los Pirineos. El Pico del Veleta se eleva a 3395,68 metros sobre el nivel del mar y se halla en Granada, una de las provincias andaluzas más importantes a nivel internacional, en parte por haber sido la cuna de uno de los poetas más significativos de la historia, Federico García Lorca, así como la tierra en la que le quitaron la vida de una forma tan trágica e injusta.

A pesar de lo que pueda parecer, el nombre de este pico no hace referencia al instrumento antes mencionado para calcular la dirección del viento, sino que viene del término árabe balata, que puede definirse como “balate, tajo, cortado”, y hace alusión a los marcados tajos, algunos con desniveles de hasta 500 metros, que pueden apreciarse en tres de sus caras. Además, es importante entender que esta palabra es masculina, a diferencia de la anterior (el Veleta).

Entre las características más interesantes del Pico del Veleta encontramos un área de permafrost con hielo fósil que parece provenir de 13 000 años atrás, cuando se produjo la última glaciación. Cabe mencionar que las zonas permafrost se encuentran congeladas permanentemente, aunque no siempre con hielo o nieve.

El Pico del Veleta es un lugar ideal para los amantes del esquí de pista, el extremo y de travesía, el senderismo, la escalada y el alpinismo, gracias a poseer las pistas más elevadas de todo el macizo montañoso de Sierra Nevada, algunas zonas de nieve y otras de roca. Además, todos los años se practica a principios del mes de agosto una maratón que finaliza en el Puerto del Veleta.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de veleta (http://definicion.de/veleta/)