Definición de vigilancia

Del latín vigilantĭa, la vigilancia es el cuidado y la supervisión de las cosas que están a cargo de uno. La persona que debe encargarse de la vigilancia de algo o de alguien tiene responsabilidad sobre el sujeto o la cosa en cuestión.

Vigilancia

Por ejemplo: “Mis padres me pidieron que me encargue de la vigilancia de mi hermanito durante su ausencia”, “El policía a cargo de la vigilancia del ladrón ahora prófugo deberá responder ante la Justicia”, “Los incidentes se produjeron por una falla en la vigilancia de los manifestantes”.

Tendríamos que dejar patente que, partiendo de dicho significado, existe lo que se conoce como unidad de vigilancia intensiva o unidad de cuidados intensivos. En los centros hospitalarios es donde se encuentra aquella área en la que los profesionales sanitarios se encuentran al cuidado, seguimiento y atención de pacientes que se hallan en estado muy grave.

El servicio ordenado y dispuesto para vigilar también se conoce como vigilancia. Puede tratarse del servicio prestado por una compañía privada (ya sea mediante guardias o equipos tecnológicos como cámaras de video) o por las fuerzas públicas de seguridad (la policía, la gendarmería, el ejército, etc.).: “La vigilancia de esta empresa es muy estricta: sólo deja pasar a quienes muestran su documento de identidad”, “El restaurante de la otra cuadra decidió contratar vigilancia después de sufrir su tercer robo en dos meses”, “El gerente planea instalar nuevas cámaras para reforzar la vigilancia de la fábrica”.

En este sentido, tenemos que destacar que para poder llevar a cabo esta tarea de prevención y protección, hay que hacer uso de todo tipo de herramientas técnicas y tecnología. Entre las mismas han tomado especial protagonismo en los últimos años las llamadas cámaras de videovigilancia.

Estas se encargan de grabar en imágenes todo lo que sucede en el entorno donde se encuentran ubicadas, ya sea el interior de un edificio o el exterior de una vivienda. Gracias a ellas se consigue percibir, por ejemplo, la llegada de intrusos al lugar y no sólo eso sino que ahora, gracias a los avances que incorporan, pueden avisar directamente al dueño del recinto mediante una alarma cuando se perciba esa presencia de desconocidos.

No obstante, existen otros muchos instrumentos y dispositivos que se pueden emplear para acometer las tareas de videovigilancia. En concreto podríamos hablar de rastreos de GPS, escuchas telefónicas, micrófonos ocultos, vehículos camuflados…

Aparatos todos ellos que, en muchas ocasiones, son utilizados por las fuerzas militares o policiales a la hora de conseguir capturar a un peligroso delincuente o bien de proteger a algún alto mandatario de posibles atentados que quieran acabar con su vida.

Puede decirse que la vigilancia es un proceso de monitoreo, ya sea de seres humanos, animales, objetos o procesos. La intención es que lo vigilado actúe o se mantenga dentro de los parámetros esperados.

En algunas cuestiones, la vigilancia desarrollada con el objetivo de garantizar la seguridad entra en conflicto con la privacidad de las personas. Ese es el caso de las cámaras instaladas en lugares públicos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de vigilancia (http://definicion.de/vigilancia/)