Definición de vivienda unifamiliar

El espacio con techo y cerrado donde las personas habitan recibe el nombre de vivienda, un concepto que sirve como sinónimo de hogar, residencia, domicilio y casa. Unifamiliar, por su parte, es un adjetivo que alude a aquello vinculado a una única familia.

Vivienda unifamiliar

Con estas definiciones en claro, podemos afirmar que una vivienda unifamiliar es una construcción destinada a una sola familia. De este modo, las viviendas unifamiliares se diferencian de las viviendas colectivas, donde suele desarrollarse la propiedad horizontal.

Actualmente, las grandes ciudades presentan pocas viviendas unifamiliares. Por sus características, estas casas derivan en una escasa densidad poblacional, ya que en una construcción vive una única familia. De este modo, la cantidad de habitantes por superficie es reducida.

Supongamos que, en una manzana, hay veinte viviendas unifamiliares. En cada vivienda, reside una familia de cuatro integrantes. Por lo tanto, en la manzana en cuestión habitan 80 personas. En cambio, en otra manzana con la misma superficie hay veinte edificios de cinco pisos y en cada piso, habita una familia de cuatro individuos. En esta segunda manzana, de esta manera, hay 400 habitantes. Como se puede apreciar, las viviendas unifamiliares generan superficies menos habitadas que las viviendas colectivas.

En las grandes ciudades españolas, lo habitual es que las viviendas de tipo unifamiliar se construyan en las afueras, ya que en el centro es imposible. En concreto, en esta área enclavada en lo que es el “corazón” de las urbes lo que se establecen son bloques de pisos de distintas alturas para así albergar al mayor número de ciudadanos.

Como hemos mencionado en las afueras de esas poblaciones y, sobre todo, en pueblos próximos a las grandes ciudades y con buenas comunicaciones entre ambos es donde numerosas personas viven en casas unifamiliares. De esta manera, encuentran el hogar que se ajusta a sus características, tales como mayor amplitud y, fundamentalmente, más tranquilidad.

Así, por ejemplo, en Madrid nos encontramos que pueblos muy cercanos como Las Rozas o Majadahonda, entre otros, se han convertido en lugares muy demandados para poder disfrutar de viviendas unifamiliares.

Las viviendas unifamiliares pueden ser aisladas (no tienen contacto con otras), pareadas (dos viviendas unifamiliares que están en contacto externo, aunque son independientes por dentro) o adosadas (una vivienda unifamiliar que tiene otras dos viviendas unifamiliares a cada lado).

Es importante destacar que, por lo general, las viviendas unifamiliares provocan un impacto ambiental inferior que los edificios, las torres y los rascacielos. Estas viviendas de una única familia requieren de una infraestructura menor y generan poco tráfico de vehículos.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otros datos de interés acerca de este tipo de construcciones, entre los que destacan los siguientes:
-En Estados Unidos priman mucho lo que son las viviendas unifamiliares de tipo aislado, que, por regla general, suelen incorporar un gran jardín o patio para poder acometer todo tipo de actividades.
-Por otro lado, podemos establecer que en Reino Unido, sin embargo, toman muchísima presencia lo que son las viviendas unifamiliares adosadas. Tienen la particularidad, además, que se identifican por tener una estructura de dimensiones bastante estrechas y también que en su interior son bastante alargadas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de vivienda unifamiliar (http://definicion.de/vivienda-unifamiliar/)