Definición de zona franca

Lo primero que hay que hacer antes de proceder a analizar el término que ahora nos ocupa es determinar el origen etimológico del mismo. Así, se establece que el primer vocablo que lo conforma emana del latín y concretamente de la palabra zona que a su vez procede del griego y puede traducirse como “cinturón” o “faja”.

Zona franca

El segundo vocablo, franco, por su parte tiene su origen etimológico en el fráncico Frank que se puede determinar que significa “libre”.

Una zona franca es un área geográfica específica que se destina a la industrialización con fines de exportación. Se trata de un espacio del territorio de un Estado nacional donde la legislación aduanera se aplica en forma diferenciada o no se aplica, por lo que las mercancías de origen extranjero pueden ingresar y permanecer o ser transformadas sin estar sujetas al régimen tributario normal.

Además de todo lo expuesto podemos establecer también que, en ocasiones, se considera que zona franca es sinónimo de puerto libre. Una clara alusión así a la similitud que mantienen con los conocidos puertos libres de tasas aduaneras.

El ingreso y la salida de mercadería en una zona franca suele ser considerado como importación y exportación respectivamente. La permanencia de los productos dentro de la zona puede ser indefinida, ya que no existen plazos para su extracción o retiro.

Por lo general, en las zonas francas se llevan a cabo actividades de almacenamiento, comerciales, de servicios e industriales, en este último caso sólo para la exportación, con la excepción de aquellos de bienes de capital que no registren antecedentes de producción en el territorio aduanero general ni en las áreas aduaneras especiales.

En el caso del Mercosur, por ejemplo, los países miembros aplican el arancel vigente a terceros países a las mercaderías que proceden de zonas francas. En los casos pertinentes, se les aplica además la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en materia de cláusulas de salvaguardia y subsidios.

La mayor zona franca de Occidente se encuentra en Colón, en Panamá. En Argentina, existen zonas francas en La Plata (Buenos Aires), Córdoba, Mendoza, Tucumán, Santa Fe, Comodoro Rivadavia (Chubut) y San Luis. En España, hay zonas francas en Barcelona y en Cádiz.

En el caso de Cádiz la zona franca que posee se caracteriza porque en ella existen desde aparcamientos, centros de negocios o polígonos y naves industriales pasando por diverso tipo de terrenos.

No obstante, en el caso de España también podemos hablar de otras ciudades y provincias que cuentan con su respectiva zona franca. Este sería el caso, por ejemplo, de la urbe gallega de Vigo y también del archipiélago canario donde nos encontramos con la zona franca de Tenerife y también con la zona franca de Gran Canaria.

En concreto la de la isla tinerfeña tiene su origen en la segunda mitad del siglo XIX, en el año 1852, cuando salió publicado un Real Decreto que establecía la proclaman de puertos francos en esta y en otras zonas del territorio español.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2008. Actualizado: 2008.
Definicion.de: Definición de zona franca (http://definicion.de/zona-franca/)