Definición de hepatitis

El concepto de hepatitis alude a la hinchazón del hígado. Se trata, por lo tanto, de la inflamación de este órgano que se encarga de segregar la bilis (sustancia clave para la digestión), entre otras funciones.

Hepatitis

La idea de hepatitis suele vincularse a distintos tipos de enfermedades que afectan al hígado, inflamándolo. Existen múltiples clases de hepatitis con diferentes causas y consecuencias.

Una hepatitis puede producirse por una infección (provocada por un parásito, una bacteria o un virus); por una lesión que interrumpe la irrigación de sangre al hígado; por la presencia de toxinas o fármacos; por una afección hereditaria; o por una problemática autoinmune.

Una vez contraída la hepatitis, suele manifestarse en los primeros días a través de cefalea, mialgia, náuseas, tos y otros inconvenientes. Luego se suman la ictericia (coloración amarillenta de la piel), la orina oscura y el dolor abdominal, entre otros trastornos. Hay hepatitis que se revierten espontáneamente en pocos días y otras que duran toda la vida. En los casos más graves, pueden derivar en cáncer de hígado o cirrosis.

Los virus que causan la hepatitis son identificados a través de las letras A, B, C, D y E. Por lo general, la hepatitis A y la hepatitis E son provocadas por la ingesta de alimentos o agua contaminados. La hepatitis B, la hepatitis C y la hepatitis D, por su parte, suelen producirse por el contacto con humores corporales que se encuentran infectados (mediante una transfusión sanguínea o una relación sexual).

Desde hace algunos años también se registra la existencia de la hepatitis F y la hepatitis G, cuyos virus causantes son poco conocidos por el momento.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hepatitis (https://definicion.de/hepatitis/)

Buscar otra definición