Definición de aborrecer

Aborrecer es un verbo cuyo origen etimológico nos lleva al vocablo latino abhorrescĕre. La primera acepción que menciona el diccionario elaborado por la Real Academia Española (RAE) refiere al hecho de sentir aversión por algo o por alguien.

Aborrecer

Por ejemplo: “Después de hacer tantos años lo mismo, llegué a aborrecer ese trabajo”, “Creo que existen varias razones para aborrecer al gobierno”, “El público pasó de aborrecer al cantante a ovacionarlo”.

La antipatía o la animosidad pueden surgir por diversos motivos. Supongamos que un hombre, por varias circunstancias, se ve obligado a trabajar doce horas por día en un empleo mal renumerado. En dicho trabajo, además, es maltratado por su jefe. Es probable que esta persona, en algún momento, comience a aborrecer este empleo aunque tenga que conservarlo ya que necesita el dinero.

La noción de aborrecer, en sentido similar, se utiliza para nombrar a la molestia que genera algo que aburre o que cansa. Un niño al que obligan a comer zanahorias todos los días puede llegar a aborrecer este alimento debido a que está harto de consumirlo de manera constante. Por eso sus padres deberían proponerle diversas opciones alimenticias para que el pequeño no termine cansándose de ninguna.

Aborrecer, por último, es lo que hace un ave cuando se aleja de sus huevos o crías, abandonándolos. Este aborrecimiento puede surgir si un ser humano se acerca demasiado al nido y comienza a manipular los huevos. Ante esta situación, el animal puede marcharse y ya no prestar atención a sus huevos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de aborrecer (http://definicion.de/aborrecer/)

Definiciones Relacionadas