Definición de áreas protegidas

Un área, término que procede del latín area, es un espacio o terreno que está delimitado de alguna forma, ya sea física o simbólica. Protegido, por otra parte, es aquello que cuenta con protección (amparo, resguardo).

Áreas protegidas

Las áreas protegidas, en este marco, son sectores especiales que se establecen con el objetivo de cuidar su biodiversidad y sus condiciones naturales. Estas áreas son sometidas a un régimen legal particular para asegurar su adecuada conservación.

Al establecer un área protegida, las autoridades intentan minimizar el impacto de la acción humana sobre el ambiente. Es posible que en un área protegida no esté permitido construir, circular en automóvil o encender una fogata, por citar algunas acciones que atentan contra la naturaleza.

Existen diferentes clases de áreas protegidas de acuerdo a la legislación de cada país. Un paisaje protegido, por ejemplo, es un territorio natural que se conserva por sus cualidades culturales y estéticas. En este caso particular, el ser humano puede haber intervenido incluso de forma significativa en el ambiente; sin embargo, la combinación resultante de su accionar y la respuesta de la naturaleza ha dado una zona bien definida, con una belleza sin igual y un valor incalculable desde un punto de vista cultural o ecológico.

Cabe mencionar que el paisaje protegido puede ser marino o terrestre. Entre los ejemplos más significativos se hallan el Paisaje Protegido de Las Lagunetas, situado en la isla de Tenerife (España) y el Parque Nacional de Santa Teresa. Este último se denomina “parque nacional” aunque no se trate de la categoría a la que pertenece, la cual se define más adelante; la inconsistencia se debe a que fue bautizado años antes de que se implementase el sistema de clasificación que usamos en la actualidad.

Cuando se desea contribuir a la conservación de la fauna, la flora o la geología de un lugar, se puede crear un área protegida conocida como reserva ecológica o reserva natural: la Reserva Ecológica de Buenos Aires (Argentina), la Reserva Natural de la Sierra de la Malcata (Portugal), etc.

El parque nacional es otro tipo de área protegida que dispone de un estatus jurídico extraordinario. Se trata de espacios en los cuales hay uno o más ecosistemas que no se ven amenazados de forma significativa por la acción del ser humano, ya que no los explota ni los ocupa al punto de poder alterarlos considerablemente. Algunos de los ejemplos más importantes dentro de esta categoría son el parque nacional Cabo Polonio de Uruguay, el Parque Nacional Montaña de la Mesa de Sudáfrica y el Parque Nacional del Lago Tai en China.

En los parques nacionales podemos encontrar especies animales y vegetales, hábitats y sitios geomorfológicos de gran interés para la ciencia, el ámbito de la educación o incluso la industria de la recreación. Sobra decir que la belleza de estos paisajes casi no tiene rivales, y por eso suelen ser usados por los cineastas para impactar al público con escenarios que muchas veces parecen propios de la fantasía para quienes nunca han salido de la ciudad.

Otro espacio que podemos considerar dentro del grupo de las áreas protegidas es el monumento natural, donde es común hallar uno o más elementos naturales bien definidos que representen un valor incalculable a nivel nacional, como ser hábitats amenazados —tanto de especies vegetales como animales—, un sitio visto únicamente allí o formaciones geológicas muy particulares. Del mismo modo que en la mayoría de los casos anteriores, la intervención del ser humano en un monumento natural no siempre está permitida, o bien debe someterse a un nivel de control muy estricto y no puede ser a gran escala.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de áreas protegidas (http://definicion.de/areas-protegidas/)