Definición de base imponible

Un vocablo griego que llegó al latín como basis derivó, en nuestra lengua, en el concepto de base. Aunque tiene varios usos, en este caso nos interesa quedarnos con su acepción como el fundamento o el cimiento de algo.

Base imponible

Imponible, por su parte, es un adjetivo que proviene del verbo imponer. El término califica a aquello que puede gravarse con algún tipo de tributo o de impuesto.

Con estas ideas en claro, se puede avanzar en la definición de base imponible. La expresión se utiliza en el terreno de la economía para aludir a la cantidad que expresa una cierta capacidad económica, sobre la cual se establece el pago de obligaciones tributarias.

Puede decirse que la base imponible es una magnitud derivada del acto de medir un hecho imponible. Esta última noción (hecho imponible) se emplea respecto a la circunstancia o el suceso que genera una obligación legal de tributar.

El hecho imponible, en definitiva, es aquello que origina una obligación tributaria: es decir, la obligación de pagar un tributo o impuesto. La capacidad económica de las personas se manifiesta a través de estos hechos imponibles, pero necesita ser valorada (puesta en cifras) de algún modo para que pueda aplicarse un impuesto. La base imposible es esta valoración o magnitud que se emplea en el impuesto para la medición de la capacidad económica del individuo.

Tomemos el caso de los impuestos sobre el patrimonio. Estos impuestos se aplican sobre el patrimonio de una persona física, calculado a partir del valor de sus bienes. La base imponible es la suma del valor monetario de estos bienes que constituyen el patrimonio del sujeto.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de base imponible (http://definicion.de/base-imponible/)