Definición de cosa juzgada

En el contexto del derecho, se denomina cosa al objeto de una relación jurídica. Una conducta que fue juzgada, por su parte, ya cuenta con una sentencia sobre su legalidad dictada por un tribunal o por un juez.

Cosa juzgada

La idea de cosa juzgada, de este modo, alude al efecto que posee una sentencia judicial firme, el cual hace que no sea posible iniciar un nuevo proceso referente al mismo objeto. La cosa juzgada reconoce la eficacia de la resolución a la que se llegó tras un proceso judicial: por eso dicha resolución no puede ser modificada.

Para que exista la cosa juzgada, tiene que haber una sentencia firme. A esta instancia se llega cuando ya no resulta posible presentar apelaciones o impugnaciones para establecer una modificación. Así, cuando la sentencia judicial está firme, se considera que el objeto sometido al proceso no puede volver a juzgarse dada la existencia de la resolución en cuestión. Se trata, por lo tanto, de cosa juzgada.

La noción de cosa juzgada se vincula a la fuerza atribuida al resultado de un proceso judicial y a la subordinación que le se debe a lo decidido anteriormente por la autoridad. Esto hace que un mismo hecho no pueda ser juzgado en más de una ocasión.

El concepto proviene de la sentencia latina res iudicata. Si una persona es demandada por una acción que fue juzgada con anterioridad y sobre la cual recae una sentencia firme, el demandado puede alegar la denominada “excepción de cosa juzgada” e interrumpir el nuevo proceso, eliminando la chance de volver a ser juzgado por lo mismo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de cosa juzgada (http://definicion.de/cosa-juzgada/)