Definición de taxismo

Taxismo no es un término aceptado por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario. El concepto se emplea con referencia al movimiento dirigido que realiza un ser viviente para responder a un estímulo que percibe.

Taxismo

El taxismo puede ser negativo (cuando el ser vivo se aleja de la fuente del estímulo) o positivo (el ser vivo se mueve para acercarse a aquello que genera el estímulo en cuestión). Para que el organismo pueda reaccionar ante el estímulo, debe contar con células especializadas que actúan como receptores.

Para poder entender mejor qué es el taxismo, lo que se debe hacer es recurrir al empleo de determinados ejemplos que puedan explicar en qué consiste y así aclarar todas las dudas posibles que pudieran existir al respecto.

Ejemplos de lo que es el taxismo positivo encontramos los siguientes:
-La lombriz de tierra vive en la tierra húmeda porque necesita de la misma para poder vivir.
-Un perro se acerca a una perra e intenta cubrirla porque siente atracción por “culpa” de lo que son las feronomas animales.

Ejemplos, por otro lado, de lo que se conoce como taxismo negativo son estos otros:
-Las lagartijas suelen alejarse de las zonas frías ya que son animales que no soportan ese tipo de temperatura.
-Cuando hay una cucaracha en una estancia y se enciende la luz de esta tiende rápidamente a esconderse ya que es un animal al que no le gusta la iluminación.

También nombrado como taxia, el taxismo se clasifica de diferentes formas de acuerdo al origen de los estímulos. La quimiotaxia, por ejemplo, implica una respuesta ante el contacto con alguna sustancia química. Esta reacción posibilita que las bacterias se desplacen para hallar alimento, ya que se movilizan hacia el lugar donde existe una concentración importante de glucosa u otras moléculas.

La fototaxia, por su parte, es el taxismo que se origina a partir de la luz. Ciertos microorganismos evidencian fototaxia al ser sometidos al análisis de un microscopio: en un primer momento, se alejan de la luz que emite el dispositivo pero luego, cuando se encuentran en un lugar oscuro, modifican el desplazamiento y regresan al sector que se encuentra iluminado.

La anemotaxia (una reacción motivada por el viento y su dirección), la termotaxia (el movimiento se vincula a una fuente de calor), la tigmotaxia (respuesta a vibraciones), la hidrotaxia (reacciones respecto al agua) y la galvanotaxia (provocada por una corriente eléctrica) son otros tipos de taxismo.

Además de todo lo expuesto, hay que establecer que, en multitud de ocasiones, cuando se hace referencia al término taxismo parece que va unido indisolublemente al mismo el de tropismo. Este hay que subrayar que se trata de la respuesta que lleva a cabo un vegetal, a partir de las acciones de sus hormonas, ante un estímulo concreto. En concreto, lo habitual es que la respuesta que da sea la de crecer.

Un estupendo ejemplo son los girasoles que se mueven en busca de la luz del sol ya que la necesitan para poder crecer y desarrollarse de la manera adecuada.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de taxismo (http://definicion.de/taxismo/)