Definición de exigencia

La noción de exigencia deriva del vocablo latino exigentia. Se trata del acto y la consecuencia de exigir: demandar, pedir algo de manera imperiosa.

Exigencia

Por ejemplo: “El empresario se negó a aceptar la exigencia del líder sindical de reincorporar a los trabajadores despedidos”, “La exigencia de hablar en castellano adentro del bar es discriminatoria”, “Se intensifica la exigencia al gobierno de incrementar la ayuda social para asistir a los sectores más pobres”.

Cuando una persona exige, realiza un reclamo e insta a que su solicitud sea cumplida. Esto quiere decir que una exigencia, al menos en un sentido simbólico o teórico, no contempla una respuesta negativa. En cambio, si un individuo hace un pedido, acepta la posibilidad de que su requerimiento no sea atendido.

Un grupo de trabajadores puede realizar una exigencia a su empleador: o mejora las condiciones laborales o iniciarán una huelga por tiempo indeterminado. Si el jefe no cumple con la petición, por lo tanto, los empleados no seguirán cumpliendo con sus funciones. Distinto es el caso si los trabajadores le sugieren al empleador que mejore las mencionadas condiciones, sin ninguna otra advertencia.

La idea de exigencia también se utiliza para aludir a una pretensión o a la demanda de esfuerzo: “El club decidió no contratar al jugador alemán ya que no está dispuesto a satisfacer sus exigencias”, “La exigencia en esta empresa es muy grande”, “Soy una actriz de trayectoria y por eso tengo algunas exigencias a la hora de trabajar”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de exigencia (https://definicion.de/exigencia/)