Definición de facsímil

La raíz etimológica de facsímil se encuentra en dos vocablos latinos: facĕre (que se puede traducir como “hacer”) y simĭle (traducible como “similar”). Un facsímil es la reproducción casi exacta de un dibujo, una firma, etc.

Facsímil

Por ejemplo: “Mañana será subastado un facsímil del clásico de William Shakespeare”, “En el museo se exhibe un facsímil de la carta que el escritor le envió a su esposa cuando llegó a Europa”, “El abogado ya recibió un facsímil del contrato y estudiará las cláusulas”.

Puede decirse que un facsímil es una copia de alta calidad que se logra mediante técnicas de serigrafía y fotografía. El objetivo es imitar todos los detalles del documento en cuestión, incluyendo sus defectos.

El tamaño y los colores del facsímil, por lo tanto, resultan idénticos a los que presenta la obra original. Por sus características, es habitual que los facsímiles sean empleados en museos para mostrar documentaciones antiguas y muy valiosas sin exhibir los papeles originales, que quedan a resguardo.

Las bibliotecas son otras instituciones que recurren a los facsímiles. Los usuarios, de este modo, pueden acceder a estas reproducciones y conocer el contenido de documentos importantes.

Por otra parte, la Real Academia Española (RAE), en su diccionario, indica que facsímil además puede emplearse como sinónimo de fax. Así se denomina al sistema que, a través de la línea del teléfono, posibilita la transmisión de gráficos y textos.

Un fax o facsímil, en este sentido, también es el documento que se recibe mediante este sistema. El contenido se escanea en una máquina de fax que crea un mapa de bits y lo transmite como señal eléctrica por la línea telefónica; luego, otra máquina de fax recibe esa señal, se encarga de la reconversión de la imagen codificada y realiza su impresión en una hoja de papel.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de facsímil (https://definicion.de/facsimil/)

Buscar otra definición