Definición de fidedigno

La etimología de fidedigno nos remite a dos vocablos latinos: fides (que puede traducirse como “fe”) y dignus (que se traduce como “digno”). Lo fidedigno, por lo tanto, es aquello digno de fe.

Fidedigno

Por ejemplo: “La población no debería preocuparse ya que nuestro sistema electoral es fidedigno”, “El fisco está trabajando en el desarrollo de un sitio web fidedigno que permita a los contribuyentes consultar su situación tributaria”, “La propuesta parecía fidedigna, pero terminó siendo una estafa”.

Algo fidedigno, en definitiva, merece crédito o confianza gracias a sus características o propiedades. En el ámbito del periodismo, un dato fidedigno es confiable y, por lo tanto, puede publicarse o utilizarse como pilar para avanzar en el desarrollo de una nota. En este caso, la cualidad muchas veces está dada por la fiabilidad de la fuente (es decir, de la persona que aportó el dato en cuestión).

Un estudio fidedigno, por su parte, presenta resultados irrefutables o inequívocos. Si una institución con varias décadas de historia realiza una investigación con la participación de un destacado grupo de profesionales y expertos, es probable que ese trabajo se considere fidedigno. En cambio, si una entidad cuya financiación es incierta y sus responsables son desconocidos da a conocer un informe con conclusiones muy llamativas por lo improbables, pocos se animarían a afirmar que se trata de un trabajo fidedigno.

Una fotografía y un documental audiovisual, por otro lado, suelen constituirse como reflejos fidedignos de la realidad. Más allá de que siempre incluyen una mirada subjetiva, estos materiales intentan presentar lo real tal cual es.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fidedigno (https://definicion.de/fidedigno/)