Definición de formatear

La noción de formatear se emplea en el terreno de la informática para aludir a la acción de dar formato a algo (un disco, un documento, etc.). Antes de avanzar con la definición, por lo tanto, es importante centrarse en el concepto de formato.

El formato, en este marco, es la estructura que tiene un recurso para permitir el almacenamiento de datos. Por lo general el término refiere a la división en pistas y campos de un disco rígido (disco duro) de acuerdo a cada sistema operativo.

Disco rígido

Al formatear un disco rígido, se vuelve a su estado original.

Qué es formatear

Puede decirse que formatear es un proceso que abarca distintas operaciones, ya sean lógicas o físicas, que hacen posible que un disco, una memoria USB, etc., recuperen su estado original. De esta manera el dispositivo puede volver a usarse para almacenar nuevos datos.

En la práctica, formatear suele consistir en borrar la información que el disco tenía alojada. Así, esta eliminación hace que la unidad de almacenamiento quede “limpia” y preparada para una nueva utilización.

Lo que se busca al formatear es recuperar el formato inicial del disco. Dicho de otro modo, se pretende regresar a la configuración de fábrica. El disco, gracias al formateo, queda preparado para que el usuario pueda instalar los programas que desea y guardar los archivos que quiera.

Diferentes procesos

Se puede formatear un disco de distintas maneras. Un formateo de bajo nivel o formateo físico se desarrolla a partir del paso del cabezal de escritura del disco por los diversos sectores de la unidad, marcándolos como vacíos. El formateo de bajo nivel, pues, borra completamente los archivos, sin posibilidad de recuperación.

El formateo de alto nivel o formateo lógico, en cambio, elimina detalles y referencias de los archivos, inhabilitándolos y haciendo que se pierdan. No se producen modificaciones físicas, sino que se alteran las asignaciones de la tabla de archivos y los tamaños de los sectores. Por eso, con ayuda de determinados programas, se pueden recuperar los datos.

Por sus características, ambos tipos de formateo se desarrollan a distintas velocidades. El formateo de bajo nivel es más lento en comparación al formateo de alto nivel.

Computadora

Formatear el disco de una computadora puede ayudar a mejorar el rendimiento del equipo.

Por qué formatear un disco

El uso cotidiano de una computadora (ordenador) suele incluir la creación y la eliminación de documentos; cambios en las carpetas; la instalación y la desinstalación de software y otras acciones que pueden afectar el funcionamiento del equipo. Estas acciones generan archivos innecesarios y pueden causar errores que suelen hacer que la computadora se vuelva lenta e inestable.

Cuando la detección del origen de los fallos resulta compleja y no se logra mejorar el rendimiento con herramientas del sistema operativo ni con el uso de programas externos, la opción de formatear adquiere protagonismo. Una vez realizado el formateo, el disco queda preparado para reiniciar su actividad de manera óptima.

Cuestiones a tener en cuenta

Es importante saber que formatear un disco puede tener consecuencias irreversibles o, al menos, difíciles de resolver. Por eso es clave realizar ciertos pasos antes de comenzar el proceso.

Resulta esencial hacer una copia de seguridad de los archivos. Las fotografías, los documentos de texto, la música y el resto de los contenidos se pierden con el formateo.

Por otro lado, se debe tener un sistema operativo a disposición para proceder a su instalación tras el formateo. De lo contrario, no será posible que la computadora vuelva a contar con este programa básico.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de formatear (https://definicion.de/formatear/)

Buscar otra definición