Definición de fragor

Antes de entrar de lleno en el significado del término fragor se hace necesario proceder a conocer su origen etimológico. En este caso, podemos establecer que se trata de una palabra que deriva del latín, exactamente de “fragor, fragoris”, que, a su vez, emana del verbo “frango, frangere”, que es sinónimo de “quebrar”.

Fragor

Fragor es un concepto que, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), se utiliza para aludir a un estruendo. El fragor, en este sentido, es un sonido de gran intensidad.

Por ejemplo: “La muchacha se sobresaltó al oír un fragor de origen desconocido que parecía provenir de la planta baja”, “Cuando el fragor comenzó a apagarse, supe que la discusión había llegado a su fin”, “El fragor del trueno le hizo notar que la lluvia era inminente”.

Otras palabras que ejercen como sinónimo de fragor son estrépito, ruido, alboroto, jaleo, follón, algarabía o sonoridad, por ejemplo. Por el contrario, entre sus antónimos tenemos que hacer hincapié en términos tales como sosiego, calma, silencio o tranquilidad.

Muchas veces se asocia el fragor con una batalla, aludiendo al bullicio o el descontrol de un enfrentamiento de este tipo entre bandos opuestos. La expresión “fragor de la batalla” es de uso frecuente, aunque actualmente tiene un significado extendido.

Cuando una persona alude al “fragor de una batalla”, o incluso simplemente al fragor, puede estar haciendo referencia a una circunstancia difícil, ardua o de trámite complejo. Quien se encuentra en el “fragor de la batalla”, está lidiando con desafíos u obstáculos y, por lo tanto, tiene puesta su atención y concentrados sus esfuerzos en la resolución de ese conflicto.

Un periodista, al analizar un debate político, puede afirmar que un dirigente opositor, en el “fragor de la batalla”, pronunció improperios y tuvo exabruptos contra el presidente. Esa actitud del dirigente, en cierto modo, se explica o se justifica por la intensidad del enfrentamiento dialéctico o por el nerviosismo propio de una discusión.

“En el fragor de la lucha contra el delincuente, el joven perdió su teléfono, encontrado horas después por una mujer que se lo devolvió”, por citar otro caso, es una frase que puede describir una escena que tiene lugar en la vía pública.

En el ámbito de los videojuegos también se recurre al empleo del término que nos ocupa. Buena muestra de eso es que en el juego Pokémon existe un movimiento que se introdujo en la séptima generación y que responde al nombre de fragor escamas. En concreto, el dragón Kommo-o es el que lleva a cabo dicha acción que desarrolla en combate provocando daño en su rival así como la pérdida de un nivel de defensa del citado animal.

Dentro del ámbito de la literatura tenemos que establecer la existencia de distintos libros que recurren en sus títulos al uso de la palabra que estamos abordando. Buen ejemplo de eso es el trabajo titulado “Fragor Hannibalis. Aníbal en Hispania”, que fue publicado en el año 2013 y que es fruto de la labor de distintos autores, entre los que se encuentran Manuel Bendala Galán o Eduardo Carlos González Wagner y que han sido coordinados por María Pérez Ruiz e Inmaculada Escobar.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de fragor (https://definicion.de/fragor/)

Buscar otra definición