Definición de plegamiento

La noción de plegamiento se emplea en la geología para nombrar a lo que ocurre en la corteza planetaria cuando una presión horizontal afecta a las rocas. Esto provoca una compresión que crea ondulaciones en las rocas, sin quebrarlas. Cuando las rocas se rompen, no se habla de plegamiento, sino de falla.

Plegamiento

La presión lateral suele ejercerse durante millones de años sobre el borde de una placa tectónica. La corteza, de este modo, se levanta en ciertas regiones y, a su vez, se hunde en otras. El plegamiento se transforma en una falla cuando la elasticidad de las rocas no soporta la presión y, por lo tanto, se produce el quiebre del material.

Es importante conocer además que todo pliegue cuenta con unas partes claramente diferenciadas como son las siguientes: la cresta, los flancos, el plano axial, el eje de pliegue, el valle, el cabeceo, el núcleo, la dirección o la charnela. Esta última podemos decir que es la zona en la que existe más curvatura de todo el pliegue.

Las características del plegamiento o la eventual aparición de una falla, de este modo, estarán determinadas por la elasticidad de las rocas y por su capacidad a adoptar una nueva forma de acuerdo a la magnitud de la fuerza que se ejerce. Los plegamientos son los responsables de la creación de los cordones montañosos que existen en nuestro planeta.

Es posible reconocer diferentes tipos de pliegue en el marco de un plegamiento. Los monoclinales exhiben una rama horizontal y otra inclinada; los anticlinales, en cambio, disponen de dos ramas descendentes hacia senos con contigüidad; los sinclinales son aquellos con forma de cuenco; y, por último, los pliegues periclinales pueden tener inclinación externa o interna.

No obstante, aunque esa es una clasificación general, tenemos que decir que existen otras muchas clasificaciones más específicas de los diversos tipos de plegamiento. En concreto, estas son ejemplos:
-Si se tiene en cuenta la simetría, se pueden dividir en dos grupos: simétricos y asimétricos.
-En base a su forma, pueden ser antiformes, cuando el pliegue es convexo hacia arriba, o sinformes, cuando es convexo hacia abajo o cóncavo hacia arriba.
-Partiendo de lo que es el espesor de sus capas, nos encontramos con plegamientos anisópacos, cuando ese espesor de las capas no es uniforme, o isópacos, cuando sí lo es.
-Si partimos de lo que es el ángulo que forman los flancos, tendríamos que hablar de tres tipos: suaves, isoclinales o apretados.

Los pliegues de un plegamiento pueden medirse de acuerdo a la altura o la longitud de la onda. Mientras que algunos son casi imperceptibles, otros tienen una longitud de muchos kilómetros.

No podemos olvidar que dentro del ámbito biológico también se utiliza el término plegamiento. En este caso, se habla de lo que se conoce como plegamiento de proteínas, que viene a definir a todo el proceso mediante el cual una proteína adquiere lo que es su estructura tridimensional, clave para que pueda realizar la función que tiene encomendada. Cuando tiene lugar la fase contraria esta recibe el nombre de desnaturalización de proteínas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de plegamiento (https://definicion.de/plegamiento/)
Top