Definición de pronombres personales

Pronombre es un término que procede, etimológicamente hablando, del latín. Más exactamente emana de la suma de dos partículas latinas: el prefijo “pro-“, que es equivalente a “delante”, y el sustantivo “nomen”, que puede traducirse como “nombre”.

Pronombres personales

Personal, por otra parte, podemos establecer que es una palabra que también es fruto de la derivación del término latino “personalis”. Este se encuentra conformado por dos componentes: “persona”, que es sinónimo de “persona”, y el sufijo “-al”, que viene a significar “relativo a”.

Pronombre es un tipo de palabra sin referente fijo. Los pronombres se determinan según la relación que entablan con otras palabras que ya se han nombrado, pudiéndose referir a personas o a cosas extralingüísticas.

Los pronombres personales son aquellos que suelen referirse a personas, animales u objetos y que no tienen contenido léxico. Estos pronombres expresan diversas categorías gramaticales, siendo los más usuales los que indican la persona gramatical. Los pronombres personales también pueden distinguir el número gramatical (singular o plural).

“Yo”, “nosotros”, “él”, “tú” y “ustedes” son ejemplos de pronombres personales. La expresión “Yo soy abogado y trabajo en un estudio jurídico del centro” tiene sentido según la persona que pronuncia la frase. El pronombre personal “yo” indica que quien realiza dicho comentario es “abogado”.

Si una persona quiere comentar que otro sujeto es “abogado” tendrá que decir, según el contexto, “Él es abogado”, “Tú eres abogado”, etc. Otra posibilidad es que el hablante sea “abogado” y que quiera incluir en su expresión a otro colega. En ese caso, puede expresar “Nosotros somos abogados”, lo que equivale a “Él y yo somos abogados”.

Existen otros datos de interés que también merece la pena conocer acerca de los pronombres personales. En concreto, estas son las especificaciones más significativas:
• De la primera persona, están el yo en singular así como el nosotros o el nosotras en plural.
• Respecto a la segunda persona, se encuentran el tú para el singular y para el plural dos formas: vosotros y vosotras.
• En referencia a la tercera persona, tendríamos que destacar la existencia de cuatro formas diferentes para el singular: él, ella, ello y usted. Para el plural, por otra parte, existen tres modalidades: ellos, ellas y ustedes.
• Se utiliza el pronombre personal específicamente en casos en los que se desee dejar patente quién es el sujeto y también cuando se quiere dar énfasis a quién sería el sujeto.
• De la misma manera, de manera generalizada, cuando se habla de un grupo de personas, lo habitual es emplear la forma masculina del pronombre para referirse al mismo y sólo recurrir a la forma femenina cuando todas las integrantes del conjunto son mujeres.

Los pronombres personales también pueden indicar posesión (como “mío” o “tuyo”) u objetos verbales (“me”, “lo”): “No te preocupes, Carlos ya me lo dijo”, “¿Ese coche es tuyo?”, “Deja ese cuaderno que es mío”, “Un primo suyo es futbolista profesional y juega en Austria”, “Vamos a mi casa para hacer el trabajo de ciencias naturales y luego tenemos la tarde libre”, “Me gusta tu campera”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de pronombres personales (https://definicion.de/pronombres-personales/)