Definición de pseudocódigo

Antes de entrar de lleno en el establecimiento del significado del término pseudocódigo, se hace necesario que procedamos a determinar el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Pseudo deriva del griego, de “seudo”, que puede traducirse como “falso”.
-Código, por su parte, emana del latín. En concreto, de “codices, codex” que se empleaban para referirse a los documentos o libros donde los romanos tenían escritas todas y cada una de sus leyes.

Pseudocódigo

Nuestra lengua apela a diversos elementos compositivos para formar palabras. Uno de los más habituales es pseudo o seudo, que permite referirse a que algo no es original, sino que es falso o una imitación.

Un código, por su parte, es una serie de símbolos que forman parte de un sistema y que tienen un determinado valor ya asignado. Los símbolos que se incluyen en un código se combinan respetando reglas y permiten transmitir un mensaje.

Estas definiciones nos permiten comprender qué es un pseudocódigo, una noción que se emplea en el ámbito de la informática. Se trata de un falso lenguaje, ya que apela a las normas de estructura de un lenguaje de programación aunque se encuentra desarrollado para que pueda ser leído por un ser humano y no interpretado por una máquina.

El pseudocódigo, en este sentido, esta considerado como una descripción de un algoritmo que resulta independiente de otros lenguajes de programación. Para que una persona pueda leer e interpretar el código en cuestión, se excluyen diversos datos que no son clave para su entendimiento.

Un pseudocódigo, por lo tanto, se emplea cuando se pretende describir un algoritmo sin la necesidad de difundir cuáles son sus principios básicos. De esta manera, un ser humano encontrará mayores facilidades para comprender el mensaje, a diferencia de lo que ocurriría si estuviese frente a un lenguaje de programación real.

A la hora de llevar a cabo la creación de un pseudocódigo, se hace necesario que su estructura se encuentre compuesta de las siguientes partes:
-Una cabecera, que, a su vez, se debe componer de cinco áreas diferenciadas como son el programa, el módulo, los tipos de datos, las constantes y las variables.
-El cuerpo, que se dividirá en inicio, instrucciones y fin.

Además de todo lo expuesto, se hace importante establecer otra serie de datos de interés relativos a cualquier pseudocódigo:
-Se debe poder ejecutar en cualquier ordenador.
-No tiene nada que ver con el lenguaje de programación que se vaya a poder usar después, es decir, que es independiente respecto al mismo.
-Tiene que ser sencillo de usar y también de manipular.
-Debe permitir que se pueda acometer la descripciones de diversos tipos de instrucciones, tales como de proceso, de control, de descripción, primitivas o compuestas.
-A la hora de poder desarrollar la creación del citado pseudocódigo hay que tener en cuenta que se utilizarán diversos tipos de estructuras de control. En concreto, estas podemos decir que son de tres clases: selectivas, secuenciales e iterativas.

Estas características hacen que los pseudocódigos sean utilizados en obras científicas y educativas y en las etapas previas al desarrollo de un software, a la manera de boceto antes de proceder a la programación.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de pseudocódigo (https://definicion.de/pseudocodigo/)
Top