Definición de switch

El concepto de switch nace en un término de origen inglés y puede ser traducido al español como interruptor, conmutador, vara o látigo, según cada contexto. La palabra también puede adoptar la forma de verbo y hacer referencia al acto de agitar o cambiar.

Switch

En la lengua castellana, la noción de switch se utiliza para hacer mención al dispositivo de características digitales que se necesita para interconectar redes de ordenadores. El switch opera en el nivel del cruzamiento o combinación de datos y tiene como finalidad principal garantizar la interconexión de un mínimo de dos segmentos de red, similar a la función de un puente (bridge).

Este dispositivo de red se encarga de transmitir los datos de un segmento a otro de acuerdo a la dirección MAC que tengan como destino las tramas de esta estructura. Su tarea hace foco en la conexión de diferentes redes y sus correspondientes fusiones. El switch, por su utilidad, actúa como un filtro y optimiza el rendimiento de las redes de área local (conocidas como LAN por Local Area Network).

Los switches tienen la capacidad de conservar las mencionadas direcciones MAC de los equipos a los que puede llegar desde cada uno de sus puertos. De este modo, la información viaja de forma directa desde el puerto origen hasta el puerto de destino (a diferencia de lo que ocurre con los concentradores o hubs).

Actualmente en el mercado tenemos la oportunidad de encontrar una gran variedad de switches y es que esta responde a las distintas necesidades que, por motivos de su ámbito profesional o por cuestiones personales, los usuarios pueden llegar a tener. En este sentido, por ejemplo, hay que destacar que pueden adquirirse dispositivos de este tipo de 4, 8, 16, 24 y 48 puertos.

Cuando se conectan dos switches, cada uno almacena las direcciones MAC de los dispositivos accesibles desde sus puertos. Esto quiere decir que, en el puerto de interconexión, se alojan las direcciones MAC de los dispositivos del otro switch.

A la hora de hablar del funcionamiento de cualquier switch es importante que destaquemos varias de las operaciones que se llevan a cabo a partir de ellos y de otros elementos igualmente relevantes. Así, por ejemplo, estaría lo que se conoce como encapsulamiento que puede definirse como aquel proceso mediante el cual los datos que se van a enviar a través de la red se someten a una tarea de colocación en paquetes, que se pueden tanto gestionar como rastrear en cualquier momento que sea necesario.

De la misma forma, tampoco hay que pasar por alto la tarea de segmentación. Esta hay que destacar que consiste en dividir una red en varios segmentos por varios motivos fundamentales entre los que se encuentra el obtener un mayor ancho de banda para cada usuario.

No obstante, otra razón de peso para proceder a la citada segmentación es que gracias a la misma y a la labor del switch se evita que se produzca una congestión del tráfico o bien colisiones que lógicamente traerían consigo que el citado ancho de banda no existiera o se limitara.

Los switches se clasifican según el sistema de direccionamiento de cada trama involucrada. Store-and-Forward, Cut-Through, Adaptative Cut-Through, Layer 2 Switches, Layer 3 Switches y Layer 4 Switches son algunos de los tipos de switches.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de switch (https://definicion.de/switch/)