Definición de aldaba

La etimología de aldaba nos lleva al árabe clásico, a un término que puede traducirse como “lagarta”. Una aldaba es un elemento metálico que se instala en una puerta para que una persona pueda golpear con él y así anunciar su llegada. En sus orígenes, las aldabas solían tener forma de reptil, de allí su raíz etimológica.

Aldaba

Los historiadores indican que las aldabas surgieron en la Edad Media. Por lo general, consistían de una argolla de hierro vinculada a una cabeza construida con bronce. El sujeto que llegaba a un lugar y se encontraba con la puerta cerrada, podía tomar la argolla y golpearla contra la puerta. De esta manera, provocaba un ruido que era escuchado por quienes estaban en el interior del lugar. Las aldabas también funcionaban como tiradores para abrir la puerta en cuestión.

Las aldabas, con el paso de los años, comenzaron a constituirse como elementos de gran valor decorativo y artístico. Se hicieron cabezas de animales y de figuras mitológicas, creadas con un gran nivel de detalle. Los castillos y las iglesias de numerosos países tuvieron o tienen aldabas en sus puertas.

Con el tiempo las aldabas fueron perdiendo popularidad. Actualmente aún pueden apreciarse aldabas en las catedrales de Segovia (España) y Bayona (Francia), entre otros edificios de importancia histórica.

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), la aldaba también puede ser la barra de madera o metal que permite asegurar una puerta una vez cerrada o la pieza de hierro que se instala en un muro para que una caballería pueda sujetarse a ella.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de aldaba (http://definicion.de/aldaba/)

Definiciones Relacionadas