Definición de alegato

Alegato es un término cuya raíz etimológica se encuentra en allegātus, un vocablo de la lengua latina. Un alegato es una alocución, un testimonio o una exposición que se pronuncia en contra o a favor de una persona o de algo.

Alegato

Por ejemplo: “El líder religioso realizó un alegato por la paz en un encuentro multitudinario”, “Está previsto que el fiscal realice su alegato mañana antes del mediodía”, “El actor hizo un fuerte alegato contra el periodismo luego de que se difundieran fotos de su intimidad en una revista”.

Tomemos el caso de un experimentado jugador de fútbol que, cansado de las críticas hacia el entrenador de su equipo, decide ofrecer una conferencia de prensa para defenderlo. En su alegato, el futbolista resalta que el director técnico en cuestión ha ganado diez títulos a lo largo de la carrera, incluyendo uno el año pasado. Además enumera las lesiones que sufrió el plantel como explicación del por qué de los malos resultados en el último tiempo. Por eso, el jugador pide que cesen las críticas hacia el entrenador y que se valore su trabajo.

En el terreno judicial, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), se denomina alegato a la presentación que realiza un abogado para fundamentar el derecho que tiene la parte que defiende y para refutar las razones esgrimidas por la otra parte.

En su alegato, el especialista en derecho realiza un planteo, analiza las pruebas, impugna los argumentos de la contraparte y lleva a cabo una fundamentación jurídica de sus pretensiones en base a la legislación y la jurisprudencia.

Los alegatos se pueden presentar de dos maneras:

* en forma oral, en la audiencia cuando concluye el desahogo de las pruebas, un concepto que comprende el proceso que lleva a cabo el juez cuando comprueba y valida las pruebas que cada parte haya alegado, antes de que se celebre el juicio;

* por escrito, ya sea cuando se abre el período de alegatos o bien cuando la audiencia haya finalizado.

Cabe mencionar que el alegato constituye una carga procesal para ambas partes, aunque también es importante señalar que no hay obligación por parte del juzgador de pronunciarse sobre ellos.

Si bien lo normal es que no exista una forma específica establecida por las leyes procesales con respecto a la estructura del alegato, hay que tener en cuenta que debe suponer una exposición de manera razonada y metódica de lo siguiente:

* los hechos que se afirman en la demanda;
* las pruebas que la parte desea aportar para demostrarlos;
* el valor de dichas pruebas;
* la impugnación de las que haya aportado la parte contraria;
* la negación de los eventos señalados por la parte contraria;
* las razones que pueden extraerse de los hechos que se prueban;
* las razones doctrinarias y legales que pueden aducirse a favor del derecho que se invoca.

Una palabra de la familia de alegato que suele usarse en el habla cotidiana es el verbo alegar, cuya definición puede aportar un cierto trasfondo para comprender mejor el concepto en cuestión. Se trata de la acción que realiza una persona cuando cita un ejemplo, ciertas palabras o un hecho que pueda servir para probar su inocencia o para defenderse en una determinada situación.

Otra acepción del verbo alegar lo define como el acto de presentar servicios o méritos que sirvan para que en ellos se funde una determinada pretensión. En el caso particular del Derecho, ámbito en el cual se suele centrar el concepto de alegato, se trata de la acción que lleva a cabo un acusado o su abogado defensor de argumentar, en forma escrita u oral, derechos y sucesos que sirvan para defender su causa.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de alegato (http://definicion.de/alegato/)